Cómo aprender de tus errores en la entrevista de trabajo

Cómo aprender de tus errores en la entrevista de trabajo

La entrevista de trabajo es una experiencia de aprendizaje, una vivencia que te ofrece la oportunidad de vivir en primera persona la vivencia de la ruta hacia el empleo. Identificar esos errores es importante porque, en caso contrario, podemos prolongar hasta el infinito esos puntos de autosabotaje.

Justo después de una entrevista de trabajo, igual que ocurre en el momento posterior a un examen cuando tienes esa vivencia muy reciente y puedes fijar mejor en tu mente todo lo ocurrido, es vital que te pares a pensar para hacer balance. Toma lápiz y papel para hacer balance de aquellos puntos que quieres mantener a partir de ahora en próximas entrevistas y otros que consideras que son mejorables. Evidentemente, este balance resulta subjetivo puesto que parte de tu propio punto de vista. Sin embargo, nadie tan bien como tú mismo puede conocer o valorar qué ha ocurrido durante el encuentro.

Identifica el principal punto débil de esta entrevista. Anótalo por escrito. Y a continuación, haz balance de aquello que crees que hubieses podido hacer de otro modo. Busca alternativas que no se te ocurrieron en ese momento.

Errores habituales en la entrevista de trabajo

1. Interrumplir el ritmo del entrevistador. Adelantarte a las preguntas por la pura impaciencia de querer demostrar tu potencial.

2. Tener unas expectativas desmedidas en la entrevista de trabajo, es decir, ilusionarte en exceso sin datos objetivos. Si te predispones de este modo, con una euforia permanente, corres el riesgo de llevarte constantes frustraciones.

3. Asumir un rol pasivo en la conversación, creer que el entrevistador es el líder de la charla. Tú también eres protagonista de ese encuentro, por esta razón, no te posiciones como mero espectador cuando tienes tanto que mostrar de ti mismo.

4. Ponerte en lo negativo. Creer que por tener tal edad, no dominar el inglés o cualquier otro punto del currículum, todas tus posibilidades son nulas. Enfócate en lo positivo de ti mismo, no en lo negativo.

5. Acudir a la entrevista en compañía de algún amigo que te espera en la recepción de la empresa produce una imagen infantil. Te resta autoridad y profesionalidad. Lo mismo ocurre cuando acudes a entregar tu currículum.

6. Para las personas que tienen una auténtica dependencia del teléfono móvil, el error más habitual es que no apagan el teléfono móvil y el sonido de una llamada o el whatsapp se convierte en una desagradable interrupción de la charla.

7. El exceso de sinceridad mal entendido puede arruinar tu marca personal en la entrevista de trabajo. Por ejemplo, es posible que tengas un descontento con la última empresa de la que formaste parte, pero eso no significa que el mejor lugar para hablar del asunto sea esta entrevista de trabajo.

Otros errores habituales en la entrevista de trabajo

A veces, el principal error es presentarte como candidato a empleos que no te interesan realmente por las condiciones del mismo. Te apuntas creyendo que no te llamarán y luego te sientes en la incómoda situación de no querer asumir ese proyecto.

Olvidar que estás en un contexto profesional también es un fallo habitual que daña tu marca personal. Tú eres tu mejor carta de presentación.


Categorías

Consejos

Maite Nicuesa

Licenciada y Doctora en Filosofía. Experta en Coaching y PNL. Trabajo como redactora de medios digitales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *