Cinco causas por las que no te gusta tu trabajo

5 causas por las que no te gusta tu trabajo

Existe una situación muy posible en algún momento de la vida. El reto de hacer un trabajo que no te gusta es complejo. Especialmente, porque no tienes la misma motivación que cuando te encuentras ante el trabajo de tus sueños. ¿Cómo sobrellevar esta circunstancia?

Observa esta situación como un hecho temporal. Es natural que esta situación no se ajuste a tus expectativas de trabajo, por esta razón, observa esta realidad de forma temporal. Intenta evitar ese discurso de negatividad que te lleva a creer que no podrás encontrar una oportunidad mejor. En realidad, esta motivación de buscar un empleo que se ajuste a tu formación, debe darte fuerza para sobrellevar este momento. Piensa que es más estimulante el proceso de un cambio de trabajo que el proceso del desempleo a la búsqueda de empleo. Cuando ya tienes un trabajo, vives el periodo de búsqueda activa de empleo con menor estrés.

¿Por qué no te gusta este trabajo? Esta es la verdadera clave para avanzar. Estos son los factores que producen disgusto en el trabajo.

Un sueldo bajo

La sensación de hacer un gran esfuerzo por un sueldo mínimo es una de las que más insatisfacción produce. Esta circunstancia es relativamente frecuente ya que en un contexto de empleo precario ocurre que, incluso realizando tareas de ámbito vocacional, un sueldo bajo lleva al trabajador a sentirse infravalorado. En un primer momento, el sueldo puede quedar en un segundo plano ante la motivación de trabajar. Sin embargo, el empleo precario afecta de forma negativa a nivel anímico.

Clima laboral negativo

Este es uno de los motivos de frustración más frecuente. Cuando un trabajador forma parte de una oficina con un clima de tensión y falta de compañerismo, esta circunstancia produce un gran desgaste psicológico. Cuando existe individualismo en la oficina, surge un ambiente de mera supervivencia psicológica. Del mismo modo, cuando el jefe muestra algún tipo de favoritismo entre sus empleados, estas diferencias afectan de forma negativa a la confianza que los trabajadores tienen en sí mismos.

Mala relación con el jefe

Un trabajador desea sentirse valorado y reconocido por su jefe puesto que, este puesto de autoridad representa el valor del liderazgo en la empresa. Sin embargo, muchos trabajadores no reciben feedback positivo por parte de su jefe. Algunos profesionales tienen la creencia equivocada de que motivar a los trabajadores puede hacer que se confíen y se esfuercen menos.

Empleo monótono

Un empleo rutinario

Una jornada de trabajo definida por tareas monótonas y previsibles puede limitar la motivación a largo plazo de aquellos profesionales que se sienten encerrados en el marco de una monotonía que no deja margen para la toma de decisiones o el aprendizaje de nuevas tareas. Si eres una persona creativa, es muy posible que un trabajo mecánico no se ajuste a tus intereses a largo plazo.

Circunstancias asociadas al puesto

¿Por qué es tan complejo encontrar un trabajo que realmente te guste? Porque un empleo puede ser una buena oportunidad a rasgos generales, sin embargo, tener algún punto en concreto que hace que te desmotive. Por ejemplo, un empleo que te obliga a viajar varias veces por semana, puede no ajustarse a tus expectativas presentes si ya has formado una familia. El trabajo a turnos también afecta a la propia calidad de vida de los empleados puesto que deben adaptar su ritmo de vida a un nuevo horario cada semana.

¿Por qué no te gusta tu trabajo? Las circunstancias pueden ser complejas, por tanto, encuentra tu propia respuesta.


Categorías

Salida Laboral

Maite Nicuesa

Licenciada y Doctora en Filosofía. Experta en Coaching y PNL.
Trabajo como redactora de medios digitales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *