Cinco errores a evitar antes de un examen

Errores antes de un examen

A lo largo de la vida, afrontarás distintos exámenes. Cada uno de una materia específica, un tema y unas características. Sin embargo, más allá de las propiedades de cada examen visto como una prueba única, existe una respuesta personal por parte del protagonista. ¿Cuáles son los errores a evitar antes de un examen? En Formación y Estudios enumeramos algunos aspectos.

Anticipación negativa ante el resultado del examen

Este es uno de los fallos más habituales. La persona realiza una asociación de ideas y concluye que la nota que va a obtener no es positiva. Ante esta predisposición negativa, en lugar de alimentar la motivación del esfuerzo ante la prueba, surge un desánimo lógico que está causado por la visión de esta preocupación.

El resultado de este error es vivir el futuro desde el presente. Y esto influye de manera negativa en ese mañana y, también, conduce a la pérdida de tiempo en el ahora.

Cómo te predispones ante la realidad, influye en la realidad misma. Incluso aunque luego obtengas un resultado positivo en el examen. El pensamiento negativo influye en cómo te sientes en presente.

Repetir errores previos

Por medio de la experiencia previa en la realización de exámenes puedes identificar aciertos que puedes aplicar nuevamente ahora. Y también puedes concretar errores que puedes evitar por medio de un plan alternativo.

Sin embargo, seguir un esquema repetido de comportamiento durante los días previos a un examen, aunque sea en tiempos diferentes, conduce al mismo punto de siempre.

Profundiza en torno a tu experiencia en la realización de exámenes para mejorar tus fortalezas.

Falta de planificación

La organización no solo es importante durante el examen, sino también en el tiempo anterior. Por ejemplo, es recomendable que durante la tarde anterior al examen coloques en el escritorio el material que tendrás que llevar al día siguiente a la prueba. De lo contrario, este tipo de descuido produce nervios de última hora al incrementar el retraso respecto de la hora prevista.

El día previo al examen es recomendable que te lo tomes de forma relajada para centrarte en este propósito de descansar y planificar.

Perder la perspectiva

El examen es importante, sin embargo, conviene no perder el foco de la situación para no dramatizar un posible suspenso o para no alimentar el perfeccionismo en la búsqueda de la mejor nota. Existen exámenes muy importantes. Por ejemplo, la prueba de una oposición. Sin embargo, incluso en ese caso, conviene relativizar la sensación de fracaso.

Estudiar para el examen

Reducir horas de sueño por el estudio

El descanso es fundamental en cualquier momento de la vida, también durante un instante tan exigente como un examen. El descanso incrementa la tranquilidad de ánimo, mejora la concentración y la visión positiva de ese momento. Un descanso necesario para incrementar la comprensión lectora en cada apartado del examen.

El error de dormir poco es una consecuencia directa del hecho de haber dejado para el último momento la preparación de la prueba. Esta circunstancia no solo crea un contexto temporal poco propicio para la preparación y comprensión de los contenidos.

Además, desde el punto de vista del estado de ánimo, esto genera estrés, preocupación y frustración. Factores que producen una carta y no favorecen la tarea de estudiar.

¿Cómo puedes realizar mejores exámenes por medio de la planificación previa? Identifica qué punto te gustaría mejorar por medio del diagnóstico de posibles errores que conducen al autoboicot.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.