Cinco inconvenientes de ser emprendedor

Cinco inconvenientes de ser emprendedor
El autoempleo se ha convertido en una forma de trabajo habitual en tiempos de dificultad en donde se potencia la creatividad de dar forma a una idea de negocio propia. Emprender tiene muchas satisfacciones, pero también tiene muchos inconvenientes. Por esta razón, antes de tomar la decisión, conviene valorar los pros y los contras de esta elección personal. ¿Cuáles son los inconvenientes de emprender?

1. Soledad

Aunque actualmente ha cambiado el concepto de emprendimiento dando lugar a fórmulas colaborativas como el networking o el coworking, la realidad es que el emprendimiento también viene acompañado por la soledad en la toma de decisiones más importantes y la incertidumbre de futuro. Por ejemplo, existe un riesgo financiero que el emprendedor asume de forma individual.

Puedes recibir consejos por parte de expertos, sin embargo, la última decisión es tuya. Y, por tanto, la responsabilidad también lo es.

2. Ingresos variables

El trabajo de un emprendedor siempre es el mismo desde el punto de vista del tiempo de dedicación para ese proyecto, sin embargo, los ingresos no son los mismos. Existen meses más positivos y otros con menor beneficio. Los ingresos variables son un inconveniente importante para quienes buscan la estabilidad de un sueldo mensual.

A estos ingresos variables también se suman los gastos añadidos de la cotización de autónomos, los impuestos, actividades de publicidad de la empresa o los gastos del local. Desde el punto de vista económico, emprender es una aventura que también supone una dificultad añadida incluso antes de haber puesto en marcha el proyecto ya que es necesario tener recursos para poder hacerlo.

3. Jornadas interminables de trabajo

Muchos emprendedores saben qué es trabajar en fin de semana, en vacaciones, e incluso, prolongar las jornadas de trabajo hasta tarde en casa. Para un emprendedor suele ser bastante difícil desconectar de su negocio durante varios días. Esto supone una exigencia que alcanza incluso al plano personal. Y el entorno más cercano puede no comprender esta dedicación absoluta.

4. Riesgo de fracaso

Un emprendedor puede poner todos los recursos necesarios para triunfar con su proyecto, sin embargo, no existe una ley matemática para el triunfo. El riesgo de fracaso es uno de los obstáculos que se deriva del hecho de ser emprendedor. Y el fracaso, duele porque más allá del plano personal, también tiene consecuencias prácticas. Por ejemplo, pérdida de dinero. O, incluso, haber tomado una mala decisión que ha tenido consecuencias negativas.

5. Ser jefe no es fácil

Muchas personas enumeran como una ventaja el hecho de ser jefe, sin embargo, la realidad es que es una gran responsabilidad tomar las decisiones más importantes de un proyecto y dirigir un equipo de trabajo. Un emprendedor se lleva muchas de las preocupaciones del trabajo a casa. Las preocupaciones se multiplican desde esta perspectiva de ocupar un rol de mando. Tener un equipo de trabajo a tu cargo implica una responsabilidad muy importante desde el punto de vista de la gestión de recursos humanos y el pago de nóminas.

Antes de emprender, no solo te centres en las ventajas sino también, en los posibles inconvenientes para tener una visión integral de la situación.

Te puede interesar

Categorías

Salida Laboral

Maite Nicuesa

Licenciada y Doctora en Filosofía. Experta en Coaching y PNL.
Trabajo como redactora de medios digitales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *