Cinco razones para estudiar un posgrado

Cinco razones para estudiar un posgrado

Estudiar es una carrera de fondo ya que en muchos casos, después de finalizar la carrera, llega el momento de valorar la posibilidad de continuar con este camino de aprendizaje a través de un posgrado. ¿Cuáles son las razones para elegir este camino? En Formacion y Estudios reflexionamos sobre este tema.

1. Perfil buscado por las empresas

Cada día, las empresas reciben muchos currículums de candidatos que aspiran a optar a los  puestos de trabajo que ofrecen. Ante tanta competencia de talento, un posgrado es una forma de diferenciación frente a la competencia. Una persona que ha estudiado un posgrado muestra su interés por crecer profesionalmente al dedicar un bien tan preciado como el tiempo a cultivarse profesionalmente. Es decir, un posgrado es algo personal; no solo es una inversión para tu currículum, también es una inversión para tu vida.

2. Mejores condiciones de trabajo

Los profesionales con posgrado tienen más oportunidades para acceder a empleos con mejores condiciones de trabajo, por ejemplo, mejores sueldos y cargos de mayor responsabilidad. Por tanto, un posgrado te permite crecer profesionalmente.

Tener un mayor nivel de formación también te abre puertas para emprender un negocio y dar forma a tu propia idea con un recurso tan importante como el conocimiento.

3. Estudiar y trabajar al mismo tiempo

Existen posgrados con un horario que requieren de una dedicación a tiempo completo, sin embargo, también existen  itinerarios formativos que se programan en horario de fin de semana o, incluso, a distancia. Por tanto, son compatibles con el ejercicio de un trabajo. Puedes conciliar ambas tareas.

4. Darte tiempo para tomar decisiones

También puedes tomarte el periodo de formación del posgrado como un tiempo personal para reflexionar sobre tu futuro profesional. Un tiempo en el que vas a ampliar tu perspectiva, tendrás nuevos conocimientos, vas a madurar y vas a crecer hasta el punto de llegar a ser una mejor versión de ti mismo que cuando acabaste tus estudios previos.

5. Mayor nivel de especialización

Estudiar un posgrado te permite convertirte en experto de un tema en concreto. Y ser experto es una categoría que no se adquiere únicamente con la formación, también con la experiencia. Sin embargo, la formación es la base fundamental.

Pero, además, al estudiar un posgrado también muestras una actitud de superación, inviertes en branding personal al cuidar tu imagen de marca, reflejas tu humildad al aplicar la máxima de Sócrates: “Solo sé que no sé nada”. Es decir, muestras que eres consciente de que todavía te queda mucho por aprender.

El ambiente del aula inspira en sí mismo, por ejemplo, puedes poner en práctica tus habilidades sociales para establecer contactos de trabajo que tal vez, en algún momento, den lugar a nuevas alianzas. Seguir estudiando te ayuda a activar tu mente, tu creatividad, tu ingenio y tu visión práctica de lo que has estudiado. Además, puedes aprender de los mejores profesores.

Eso no significa que estudiar un posgrado sea la única forma de diferenciarte, sin embargo, sí es un camino muy importante. ¿Cuál es tu opinión al respecto?

Te puede interesar

Categorías

Postgrado

Maite Nicuesa

Licenciada y Doctora en Filosofía. Experta en Coaching y PNL.
Trabajo como redactora de medios digitales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *