Claves para educar a niños buenos, según psicólgos de Harvard

Todos, deseamos que el mundo esté lleno de personas buenas, compasivas, con un alto sentido de la empatía y generosas, que nos les mueva la maldad, la envidia o la codicia. Sin embargo, como podemos ver día a día en informativos, en periódicos, en la calle, en nuestro entorno más cercano a veces, desgraciadamente no es así. Sí, es cierto, o al menos eso queremos creer, existen más personas buenas que malas, pero estas últimas también están presentes, y a veces, el daño que producen es bastante grande, doloroso e irreparable.

Pues bien, hoy os traemos un artículo pensado sobre todo para educadores, madres y padres, sobre todo para estos dos últimos. Si quiere saber cuáles son las claves para educar a niños buenos, que los psicólogos de la Universidad de Harvard han recomendado seguir, estás en el sitio adecuado. Nadie dijo que educar fuese fácil, pero sí es tremendamente necesario.

Cómo criar a hijos/niños buenos

Son puntos que a lo mejor, no les prestamos especial atención porque nos parecen demasiado obvios, pero cuando estas cinco claves se juntan, forman el cóctel perfecto para que nuestro hijo, alumno, sobrino, sea una persona buena el día de mañana:

  • Pase tiempo con sus hijos: Es algo que no deberíamos ni que decir. Si tenemos niños es para tener tiempo para ocuparnos de ellos. Bien es cierto, que según en qué países, la conciliación familiar no está muy actualizada con los tiempos que corren y el trabajo puede restarnos gran parte del tiempo, pero siempre, cada día, se debe buscar un buen rato para pasarlo junto a nuestros hijos.
  • Háblele y comuníquese constantemente con él: La comunicación es la base de cualquier relación, por lo que no iba a ser menos con nuestros hijos. Debemos preocuparnos por lo que le importa, por lo que desea, por lo que le preocupa. Tenga interés por hablarle a su hijo y a la misma vez, por escuchar sus sugerencias. Los niños deben sentirse atendidos.
  • Muestre a su hijo como resolver un problema sin enfatizar el resultado: Debe darle la capacidad de analizar y solventar los problemas pero no solucionárselos tú mismo como padre/madre. Debe dejar que experimente todo cuando se enfrenta a una dificultad: desde el sentimiento de frustración por no conseguirlo a la primera de cambio hasta la alegría por haberlo conseguido sólo y sin ayuda. Eso sí, permanezca a su lado y aconséjele.
  • Debe mostrarle a su hijo gratitud de forma regular: Cuando le de una tarea que hacer y la cumpla, dale las gracias por ello. Sentir este agradecimiento por parte de un adulto, le hará sentirse útil y generoso de cara a los demás, por lo que ayudará más regularmente y se mostrará más solidario.
  • Enséñele a sus hijos a tener una perspectiva amplia de todo: Esto se hace enseñándole a escuchar, enseñándole a comunicarse, haciéndole ver que no todo es blanco o negro, sino que hay que encontrar cierto equilibrio en según que cosas, etc.

Si sigue estas cinco pautas o claves, será más probable que su hijo crezca feliz y se convierta en un adulto responsable, atento y solidario.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *