¿Cómo aprender durante el verano? 6 formas sencillas para disfrutar

¿Cómo seguir aprendiendo en verano? 6 formas sencillas

Después de la constancia del curso, llega un verano largo. Sin embargo, durante la época estival también puedes activar tu mente. Esta es una de las razones por las que es recomendable no confundir las vacaciones con la inactividad. De hecho, puedes activar tu mente con rutinas propias de una estación pedagógica. En Formación y Estudios te damos ideas para seguir aprendiendo en esta época del año.

Buen cine

Actualmente, en cartelera puedes disfrutar de una película que rinde homenaje a un personaje femenino con valor histórico: Marie Curie. Una oportunidad para conocer la vida y la aportación científica que la protagonista hizo a la historia del conocimiento. Todo ello, a través de un plan estival tan apetecible como el cine.

Biografías de personajes célebres

En relación con el punto anterior, también puedes disfrutar de lectura de biografías de personajes célebres. Conocer la vida de músicos, pintores y escritores puede ayudarte a conocer su lado humano. Y además, también tienes la posibilidad de conocer la vida de esa persona integrada en un contexto político, social, económico y cultural. Es decir, de un modo indirecto, también adquieres nociones de historia.

Leer el periódico

Durante el verano también puedes fomentar el hábito de leer todos los días un periódico. De hecho, puedes leer varios periódicos para comprobar cómo una misma noticia tiene matices distintos dependiendo del medio que lo cuenta. Este ejercicio también te ayuda a fomentar tu sentido crítico como lector.

Aprender inglés

El verano es una época del año especialmente propicia para aprender inglés, francés o alemán. Pero, además, no solo puedes enfocarte en los beneficios que el conocimiento de este idioma aporta a tu vida profesional al acceder a mejores puestos de trabajo. Conocer otro idioma también te permite disfrutar del cine en versión original en la filmoteca y te da autonomía para conocer nuevos lugares gracias a tus habilidades de comunicación.

Juegos de mesa

Durante el verano tienes más tiempo libre para compartir momentos con la familia y amigos. Puedes conectar nuevamente con los veranos de tu infancia a través del poder del juego como terapia de entretenimiento. Los juegos de mesa son una fórmula atemporal para estimular la mente y el conocimiento pero de una forma divertida.

Además, en torno a los juegos en familia también adquieres un aprendizaje más importante: el talento de reforzar los lazos afectivos con las personas que quieres.

Bibliotecas

Durante el verano, tienes la posibilidad de continuar con el hábito de ir a la biblioteca. Estos centros de formación abren sus puertas en horario de mañana. Muchas bibliotecas también ofrecen el servicio de bibliopiscina que te permite acceder a lecturas recomendadas mientras estás en la piscina y te apetece disfrutar de la lectura de un libro.

Durante el verano también tienes otras muchas opciones. Por ejemplo, asistir a los Cursos de Verano de la universidad. Emprender una nueva actividad de ocio. Por tanto, dedica el tiempo libre que tienes ahora a hacer cosas para las que no tienes tanto espacio en la rutina cotidiana.

Te puede interesar

Categorías

Consejos

Maite Nicuesa

Licenciada y Doctora en Filosofía. Experta en Coaching y PNL.
Trabajo como redactora de medios digitales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *