Cómo encontrar trabajo: las claves que debes saber

En la actualidad encontrar trabajo puede parecer toda una odisea, sobre todo, cuando cada vez los trabajos parece que escasean más y que cuando se consigue uno, las condiciones son poco atractivas o tienen sueldos muy por debajo de lo que debería ser según las labores que se deben realizar o las horas que se deben trabajar.  Encontrar trabajo es algo que puedes conseguir si te empleas a fondo a ello… Lo que debes tener claro es que el trabajo no va a tocar a la puerta de tu casa, ¡eres tú quien debe ir a por él!

Si quieres encontrar trabajo no te pierdas los consejos que te vamos a decir a continuación porque harán que esa búsqueda sea mucho más sencilla para ti.

Revisa tu perfil laboral

Antes de nada tendrás que revisar cómo es tu perfil laboral. Redacta de nuevo tu curriculum vitae siendo lo más específico, concreto y original posible. Las empresas están cansados de ver siempre el mismo modelo de cv, seguro que puedas redactar tu experiencia y formación teniendo en cuenta el tipo de oferta de trabajo que buscas. No quieras explicarlo todo así que detalla solo la parte que más te interesa para el trabajo que buscas.

Actualiza con fechas, pon una fotografía que se te vea bien y que esté bien iluminada, repasa la ortografía (una errata puede descartarte en un segundo), aprovecha el apartado “sobre mí” para explicar tus cualidades en dos o tres líneas como mucho.  Cuando lo tengas hecho, muéstraselo a un amigo para saber qué tipo de impresión le causa, recuerda que el cv lo verá una persona que no te conoce y no sabe nada de ti, por lo que cuanta mejor impresión le cause, ¡más puntos para ti!

Objetivo: encontrar trabajo

No te obsesiones pero no lo dejes de lado… Dedica un tiempo cada día a buscar empleo creando una rutina para eso. Recuerda que buscar empleo no significa estar sentado en el salón de tu casa esperando a que las ofertas llamen a la puerta… ¡ni mucho menos! Tienes que moverte.

Céntrate en las ofertas de empleo que sean realistas para ti y que se adecuen a tu perfil. No por inscribirte a todas las ofertas de empleo que veas te servirá mejor… No pierdas el tiempo con ofertas de trabajo que nada tengan que ver contigo, por lo que deberás centrarte solo en las ofertas que realmente puedas realizar.

Busca por canales de búsqueda de empleo online, muévete por LinkedIn, pregunta a tus conocidos por redes sociales, utiliza los contactos que tengas en tu agenda de la universidad o de empleos anteriores, acude a ferias de empleo… y revisa diariamente todas las ofertas. También, puedes coger tus cv impresos y acudir directamente a las empresas que te interesan para trabajar y dejarle tu candidatura a la persona encargada. Si lo haces en persona aún verán en ti mayor predisposición.

Cuando mires empleo por las redes, dirígete directamente a la empresa que te interesa, investiga sobre cómo trabajan y cómo sería el puesto al que aspiras. Una vez que tengas esto, antes de presentar tu candidatura es necesario que redactes una carta de presentación acorde a las características de la empresa, porque así verán que realmente te interesa su empresa y que no estás echando una candidatura solo por probar suerte.

Prepárate para la entrevista

Es muy importante que te preparares para la entrevista puesto que será la prueba para poder optar realmente a ese puesto laboral. La entrevista es la oportunidad que te dan para convencer a la empresa de que realmente ese puesto de trabajo es para ti y no lo es para otra persona. No improvises, debes estar bien preparado.

Para ello, toma tu tiempo para ponerte una ropa adecuada y causar bien impresión. Tu higiene también deberá ser la correcta en todo momento… Y sobre todo, ten en mente lo que no debes decir, por ejemplo: evita decir comentarios negativos sobre cualquier aspecto, no digas mentiras bajo ninguna circunstancia, muéstrate humilde y deja el egocentrismo en casa, siempre ten preguntas cuando te digan si quieres preguntar algo, ¡aprovecha la entrevista para despejar cualquier duda! No hables sobre dinero en tu primera entrevista, ni tampoco sobre las vacaciones… no des por hecho que te van a contratar aunque les digas por qué el puesto es perfecto para ti.

Confía en ti y valora tus habilidades. Destaca tus puntos fuertes y tus conocimientos para aportar a la empresa. Sé positivo en todo momento y muestra tu sonrisa en todo momento. Recuerda que el lenguaje verbal es importante, ¡pero dices mucho más con tu lenguaje corporal! Así que evita los movimientos bruscos o nerviosos, mantén una actitud relajada y educada en todo momento.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.