Cómo hacer esquemas correctamente

como-hacer-esquemas-correctamente

Cuando estudiamos, una técnica de estudio que nos facilita mucho la asimilación y memorización significativa de conceptos es sin duda alguna, la realización de esquemas. Aunque pueda parecer una técnica anticuada, no se ha dejado de hacer ni de enseñar en colegios e institutos de todo el mundo, ¡por algo será!

Los esquemas nos ayudan a plasmar en un folio o presentación aquellos “apuntes” o conceptos más importantes que debemos destacar y por tanto reseñar del tema que nos ocupa. Pero, ¿cómo hacer esquemas correctamente sin poner todo el temario y sin que parezcan meros resúmenes? A continuación, os decimos cómo.

Pasos para realizar un esquema correctamente

Para tener unos esquemas perfectos y que te ayuden con el estudio del tema o temas a preparar, son necesarios todos y cada uno de los siguientes pasos (no saltarse ninguno):

  1. Lectura rápida: Para tener una noción general de lo que trata el tema que debemos estudiar, lo primero que haremos será realizar una lectura rápida sin pararnos en detalles.
  2. Lectura comprensiva y subrayado por divisiones: A continuación, si un tema se divide en varios capítulos o puntos, iremos leyendo y subrayando punto por punto. En esta ocasión, la lectura será más lenta y con ella intentaremos comprender todo aquello que se nos explica. Una vez hagamos esta lectura comprensiva de un punto del tema, pasaremos al subrayado. Con el subrayado indicaremos aquellas definiciones y datos más importantes. Concluida la lectura y subrayado de un punto del tema, pasaremos al siguiente punto.
  3. Subrayado del subrayado: Si en el punto anterior consideramos que hemos subrayado demasiadas cosas, con un lápiz de color diferente al anterior, iremos subrayando lo más importante y esencial del tema (fechas, definiciones, fórmulas, datos, etc.). De esta forma, diferenciaremos lo más importante de lo más general.
  4. Realizaremos el esquema a continuación con todo lo subrayado anteriormente, especificando en todo momento el título de cada división o punto de estudio, definiciones, conceptos, etc. Tenemos que hacer un esquema que visualmente nos favorezca al estudio (nos llame la atención y no nos aburra). De esta forma estudiaremos con mayor concentración y de una forma más visual que también nos ayudará a recordar mejor. Ayúdate de rotuladores de colores si eso te ayuda a asimilar más y mejor los conceptos.
  5. Lo siguiente será estudiar el esquema detenidamente y como último paso, para cerciorarnos de que nos sabemos lo estudiado, recomiendo repetir dicho esquema únicamente basándonos en lo que hemos memorizado. También podemos realizar un resumen a modo de conclusión.

Puede parecer una técnica lenta en cuanto a tiempo de dedicación se refiere, pero es una de las más efectivas a la hora de estudiar. Prometemos que os servirá en caso de estudiar una asignatura, una oposición, un curso, etc.

¿Quieres aprender idiomas?
Saber idiomas es una aptitud fundamental para desarrollar tu futuro profesional. Si quieres más información, aquí la encontrarás:
Aprender idiomasAprender idiomas viajando
Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *