Cómo mejorar los niveles de inglés (A1, B2, B1, …)

El inglés es uno de los requisitos más importantes en el currículum de muchos profesionales que necesitan tener un buen nivel para el desempeño de su trabajo diario. Otros son conscientes de que no tienen el nivel necesario y deben invertir en formación para prepararse para un futuro cada vez más competitivo. ¿Cómo mejorar los distintos niveles de inglés de manera general?

Diagnóstico de la situación

En primer lugar, es recomendable que por medio de una prueba de nivel identifiques en qué punto te encuentras ya que este realismo te permite iniciar tu camino desde el contexto del punto en que te encuentras.

Formación

Una de las razones por las que esta prueba de nivel es práctica es porque gracias a ella, cuando acudes a una academia de idiomas para recibir clases de inglés, recibes formación de tu nivel y te encuentras en el aula con otros compañeros que tienen tu mismo nivel.

Si quieres mejorar tu nivel es recomendable que acudas a una academia, valorando la posibilidad de que en el claustro de profesores trabajen docentes nativos, y comparte tu propósito de aprendizaje definido en términos específicos. Por ejemplo, aprobar un examen oficial en un plazo de tiempo determinado.

Consulta información sobre distintas academias de inglés, la metodología aplicada por cada una de ellas, las tarifas de las clases y cualquier duda que tengas al respecto. Cuanta más información tengas, más fácil te será tomar tu decisión definitiva.

En la academia de idiomas puedes asistir a clases en grupo, o por el contrario, recibir formación individual. Valora las ventajas y los inconvenientes de cada opción a partir de tus necesidades y expectativas.

Objetivos temporales

El deseo de aprender inglés es generalizado, sin embargo, este deseo no adquiere un carácter de realidad hasta que realmente lo contextualizas en el calendario por medio de metas específicas, realistas y temporales.

¿Qué metas quieres cumplir en un plazo de un año? A su vez, estas metas también están en relación con tu propia implicación y con el tiempo que tú estás dispuesto a invertir en este aprendizaje.

Es positivo que te centres en la influencia de las metas a corto plazo porque es en este punto sobre el que puedes tener un mayor control. Es decir, los resultados a largo plazo dependen de tu implicación reciente y tu trabajo de ahora.

El estudio del inglés requiere esfuerzo y este esfuerzo puede ser todavía mayor si sientes que perdiste el hábito de repasar y de memorizar hace un tiempo. El esfuerzo representa, únicamente, la realidad de que estás saliendo fuera de tu zona de confort.

Observa tu evolución personal al hablar inglés a partir de ti mismo, es decir, no te compares con nadie más.

Escucha inglés todos los días

Puedes hacerlo a través de vídeos de YouTube, canciones musicales, películas, series, radio, audiolibros o podcast. Por medio de esta rutina estableces un hábito que integras en la sencillez de la rutina cotidiana pudiendo aprovechar los recursos disponibles que tienes a tu alcance.

Repite frases en voz alta

Una de las técnicas de estudio que puedes aplicar cuando te adentras en un contenido, al margen de cuál sea la temática, es leer en voz alta aquello que estás aprendiendo para reforzar la memoria auditiva. Cuando se trata de aprender inglés esta rutina tan sencilla también es efectiva porque te permite mejorar tu pronunciación a través de la experiencia cotidiana.

Puedes poner en relación este hábito con aquellos contenidos nuevos que has aprendido.

¿Cómo te sentirás cuando hayas logrado tu propósito de mejorar tu nivel de inglés? Esa visualización puede servirte de motivación a partir de ahora.

 


Categorías

Consejos

Licenciada y Doctora en Filosofía. Experta en Coaching y PNL. Trabajo como redactora de medios digitales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.