Cómo superar los exámenes de selectividad

La selectividad puede ser un momento tenso para muchos jóvenes, puesto que en una nota se juegan su futuro. Si bien es cierto que las notas no deberían marcar la excelencia de los alumnos porque está expuesta a muchas variables externas (los nervios, no haber dormido bien, enfermedades, etc.), es la única manera que la sociedad tiene para poder calcular la media de los jóvenes y que de esta manera puedan empezar un nuevo camino académico.

Los exámenes de selectividad son sin duda, un momento que marca un antes y un después en la vida de muchos jóvenes. Es por esto, que no se debe tomar a la ligera y que la preparación para este momento debe hacerse con gran antelación. La preparación no solo debe ser a nivel académico, sino también emocional. Pero, ¿cómo se pueden superar los exámenes de selectividad?

Una buena preparación académica

Aprobar de forma honrada

No hay una forma honrada de aprobar los exámenes que no requiera esfuerzo, dedicación y constancia. Está claro que hay otras alternativas menos lícitas de intentar aprobar los exámenes de selectividad y superar esta etapa, como por ejemplo copiar en los exámenes. Pero esta opción no es adecuada y además, estarás poniendo en juego demasiado esfuerzo y muchos años de formación.

Si te pillan copiando quedarás fuera de la selectividad y todo tu esfuerzo se irá por la borda. Además, ¿merece la pena pasar por esos nervios por si te pillan? La mejor forma sin duda de superar los exámenes de selectividad es siendo honrado, y además… Esa tranquilidad te ayudará a sacar buenas notas.

Una buena preparación

Sí, si quieres tener unos buenos resultados en tus exámenes de selectividad, deberás empezar pensando en una buena preparación con bastante antelación. No esperes hasta el último momento para empezar a estudiar con unas buenas técnicas de estudio. Necesitarás organización y estructura en tus estudios y en todas las asignaturas con un calendario de trabajo para que de este modo, seas capaz de llegar a todo el temario a tiempo, sin estrés, sin prisas y sin ansiedad. Con tiempo podrás llegar a todo, si esperas al último momento es más que probable que no seas capaz de abarcar todo el contenido.

Si crees que no podrás prepararte los exámenes por tu cuenta, puedes buscar un grupo de estudio o apuntarte a una academia. Pero resulta imprescindible que encuentres la forma de estudio que te resulte más cómodo y que vaya mejor con tu personalidad, porque de esa manera podrás estudiar con éxito todos los contenidos de los que te examinarás en selectividad.

Una buena preparación emocional

Si bien es cierto que la preparación académica es fundamental para poder superar los exámenes, una buena preparación emocional va cogida de la mano. Si no te sientes bien emocionalmente no es necesario que te molestes en empezar a estudiar porque solo conseguirás perder el tiempo o no aprovechar todo el tiempo que realmente dispones. Debes evitar perder tiempo y energía porque solo te causarán frustración y malestar.

Examen

Calma y relajación

Si eres de las personas que acostumbran a ponerse nerviosas ante un examen, es importante que trabajes la calma y la relajación en tu interior. Solo de este modo podrás controlar los nervios ante un examen importante y que no te jueguen una mala pasada. ¿Te imaginas estar estudiando meses para los exámenes y que por culpa de los nervios te quedes en blanco y no seas capaz de argumentar en el examen todo lo que sabes? Sin duda sería muy decepcionante para ti.

Por eso, igual que estudias el contenido para el examen, aprende técnicas de calma y relajación practicando por ejemplo: respiraciones profundas, meditación, yoga, mindfulness, etc.

Bienestar físico y emocional

Además, también resulta imprescindible que dentro de tu calendario de trabajo, encuentres tiempo para poder dedicarte a ti mismo/a. Debes sacar tiempo para poder hacer ejercicio, para disfrutar de tus amistades, de tu familia, de tus aficiones y de ti mismo. Cuidar tu salud emocional es lo más importante para poder superar los exámenes de selectividad y también, cualquier faceta importante de tu vida.

Con una buena organización, con constancia, entusiasmo y motivación, no solo aprobarás tus exámenes de selectividad, sino que también, podrás alcanzar cualquier meta que te propongas.

¿Quieres aprender idiomas?
Saber idiomas es una aptitud fundamental para desarrollar tu futuro profesional. Si quieres más información, aquí la encontrarás:
Aprender idiomasAprender idiomas viajando
Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *