Consecuencias apropiadas para el mal comportamiento de un estudiante

escucha activa

Hay estudiantes que se portan mal en clase y todos los profesores del mundo se encontrarán con este tipo de alumnos en algún momento de sus vida. Es posible que los maestros no puedan detener todas las formas de mala conducta antes de comenzar. Sin embargo, los educadores tienen control sobre sus reacciones a los problemas de comportamiento de los estudiantes.

Por lo tanto, los maestros deben elegir sus respuestas con prudencia, asegurándose de que sean apropiadas y lógicas. El viejo adagio, «el castigo debe ajustarse al crimen», es especialmente cierto en el aula. Si un maestro impone una respuesta ilógica, los estudiantes aprenderán menos que si la respuesta se relaciona directamente con la situación, o podrían perderse información importante que se enseña en clase ese día.

A continuación vamos a comentarte algunas situaciones que pueden ocurrir y así ayudar a establecer el manejo del comportamiento. Por supuesto, no son las únicas respuestas apropiadas pero muestran una guía de las consecuencias apropiadas e inapropiadas.

Un estudiante usa el teléfono en clase

  • Apropiado: Dile al estudiante que guarde el teléfono.
  • Inadecuado: Ignorar el uso del teléfono o pedir reiteradamente que lo guarde mientras el estudiante hace caso omiso.

El maestro deberá informar a los padres de lo sucedido y se deberán dejar claras las normas a la clase sobre el uso de teléfonos en clase. Las consecuencias puede ser una advertencia la primera vez que se usa un teléfono durante el horario de clase, la confiscación del teléfono hasta el final de la clase o el día en la segunda infracción (momento en el que el estudiante puede recuperar el teléfono) y confiscación con una llamada a los padres para que tomen el teléfono después de una tercera infracción.

También se puede prohibir al estudiante lleve el teléfono a la escuela después de una tercera infracción. Los maestros también pueden elegir cómo lidiar con el uso indebido de teléfonos. Los maestros y las escuelas deben planificar el uso de dispositivos que considere la ciudadanía digital y la seguridad de los estudiantes. Independientemente, los dispositivos digitales como los teléfonos solo deben usarse en clase cuando hay objetivos específicos en mente, como ejercicios de pensamiento crítico o colaboración.

profesor y alumnos

Llegar tarde a clase reiteradamente

  • Apropiado: Una advertencia por la primera infracción, con consecuencias crecientes por más tardanzas.
  • Inapropiado: El maestro ignora la situación y el estudiante no tiene consecuencias por la tardanza.

Llegar tarde es un gran problema, especialmente si no se controla. Los estudiantes que llegan tarde a clase «pueden interrumpir o distraer a otros estudiantes, impedir el aprendizaje y, en general, erosionar la moral de la clase. De hecho, si no se controla, la tardanza puede convertirse en un problema para toda la clase.

Los maestros deben tener una política de tardanzas para lidiar con las tardanzas problemáticas. Una buena política de tardanzas debe incluir una serie estructurada de consecuencias, como las siguientes:

  • Primera tardanza: advertencia
  • Segunda tardanza: advertencia más urgente
  • Tercera tardanza: castigo, como media hora a una hora después de la escuela
  • Cuarta tardanza: una detención más prolongada o dos sesiones de detención
  • Quinta tardanza: llamada a los padres y expulsión de esa clase durante el día

No se hace la tarea

  • Apropiado: Dependiendo de la política de la escuela, el estudiante podría perder puntos en su tarea asignada. El estudiante también podría recibir una calificación más baja en comportamiento académico.
  • Inadecuado: La falta de tarea hace que el estudiante suspenda la clase.

Por definición, los estudiantes hacen la tarea fuera del control del aula. Por esta razón, muchas escuelas no penalizan la falta de tarea. Si los maestros califican solo las evaluaciones en clase o sumativas (una evaluación que mide lo que el estudiante ha aprendido), entonces la calificación refleja con precisión lo que los estudiantes saben.

Sin embargo, llevar un registro de la tarea para completarla puede ser información valiosa para compartir con los padres. Las políticas deben abordar los propósitos de la tarea; cantidad y frecuencia; responsabilidades de la escuela y del maestro; responsabilidades de los estudiantes; y el papel de los padres u otras personas que ayudan a los estudiantes con las tareas.

Un estudiante no tiene los materiales necesarios para la clase

  • Apropiado: El maestro proporciona al estudiante un bolígrafo o lápiz a cambio de una garantía. Por ejemplo, el maestro puede guardar un collar del estudiante para asegurarse de que el bolígrafo o el lápiz se devuelva al final de la clase.
  • Inadecuado: El estudiante no tiene materiales y no puede participar.

Los estudiantes no pueden terminar ningún trabajo de clase sin materiales. Equipo adicional (como papel, lápiz o calculadora) u otros útiles básicos deben estar disponibles en clase.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

bool(true)