Consejos para volver a estudiar después de los 40

Estudiar después de los 40

Cuando una persona se encuentra en la etapa en la que ya ha cumplido 40 años dispone de una perspectiva de su existencia que le permite poner en balance el camino vivido hasta el momento, pero también el horizonte que todavía puede experimentar. Este deseo de desarrollo profesional, así como la propia necesidad de actualización, puede hacer que una persona decida volver a estudiar.

Elección del plan de formación

El estudio es una inversión de conocimiento muy importante. Y en este momento, pueden darse circunstancias opuestas. Algunas personas eligen hacer realidad su vocación profesional puesto que no iniciaron este camino en su momento. Sin embargo, otras personas prefieren elegir una opción que ofrece más salidas laborales. La decisión tomada por cada protagonista estará en relación con sus propias circunstancias, sus expectativas, su objetivo y su felicidad.

Cuál es tu objetivo

Al volver a estudiar después de los 40, si este es tu caso, es muy importante que te informes de manera personalizada sobre las diferentes opciones que puedes tener en cuenta. Valora los distintos itinerarios y las posibles salidas laborales a las que podrás acceder siguiendo cada camino. Un título no te garantiza cumplir un objetivo determinado pero te prepara para vivir ese escenario. La meta de alguien que vuelve a estudiar cuando cumple 40 años será distinta a la meta de otra persona de la misma edad. Por ello, cada historia es diferente.

Para volver a estudiar después de los 40 no solo es importante que concretes qué quieres estudiar, sino también por qué y para qué. Es decir, puedes profundizar en torno a cuál es tu motivación y cuál es la finalidad de este proyecto al que vas a dedicar tiempo, dedicación y esfuerzo. Durante el proceso también podrás encontrar dificultades, por eso es tan importante que estés motivado con la meta final.

Proceso de coaching

Proceso de coaching

Visualiza esta etapa de tu vida como ese periodo vital en el que hacer realidad nuevas oportunidades. Un proceso de coaching es una experiencia que puede ayudarte a clarificar posibles dudas en torno a este camino. Por ejemplo, a través de un proceso de coaching puedes reflexionar en torno a cuál es tu nivel de motivación y de implicación con esta meta y qué puede hacer para incrementar este aspecto.

Para alimentar esta motivación no solo puedes elegir un programa de estudios interesante, sino también, una metodología que se ajusta a tus preferencias. Si prefieres asistir a clases presenciales, entonces, prioriza aquellos programas de formación que se imparten de este modo. Si prefieres estudiar online, selecciona aquella oferta que te permite lograr este objetivo. Este aspecto puede motivarte y potenciarte en la gestión del tiempo.

¿Cómo te gustaría recordar esta nueva etapa académica en el futuro? ¿Y qué aspectos de tu pasado académico te gustaría poner en práctica en el presente? ¿Qué otras cuestiones te gustaría cambiar y corregir? El temario de formación es importante, los profesionales que imparten clases también aportan prestigio al programa, pero lo verdaderamente relevante es tu propio compromiso con este objetivo.

En la medida en la que te impliques con esta meta, podrás mejorar los resultados. Por eso, para volver a estudiar después de los 40 también puedes tomar las decisiones necesarias para concretar tu orden de prioridades en el presente y materializar estas prioridades en la realidad a través de la gestión del tiempo.

Análisis DAFO

Puedes realizar el ejercicio del análisis DAFO para tener una imagen de contexto de cuáles son las posibles dificultades de este objetivo, qué oportunidades están de tu lado, qué fortalezas encuentras y qué puntos débiles también forman parte de esta realidad.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.