El síndrome de Asperger

Es posible que alguna vez hayas escuchado hablar de este síndrome pero no tengas muy claro de qué se trata. Hay quienes lo confunden con el autismo u otros trastornos del desarrollo. Es necesario conocer qué es el síndrome de Asperger para entender mejor a tus hijos si tienen este síndrome, si tienes algún alumno en clase con este síndrome , si conoces a alguna persona que lo tenga diagnosticado, etc.

El Síndrome de Asperger es uno de los Trastornos del Espectro Autista (TEA) más comunes y menos conocido. Las características del síndrome de Asperger son menos graves que otros tipos de trastornos del espectro autista. Al no ser tan conocido, las personas pueden pensar que se trata de una cosa y es otra o lo que es peor, pueden discriminar a las personas al no entender qué le ocurre y no saber cómo ‘deberían’ tratarle.

Cuando te encuentras con una persona que tiene síndrome de Asperger puedes notar cosas inmediatamente, sobre todo dos de ellas: es una persona inteligente y tiene problemas con las habilidades sociales. Probablemente no le guste el contacto físico y puede incluso obsesionarse con algunos temas que le generen interés. En algunos casos pueden tener comportamientos repetitivos.

Características

  • Ausencia de retrasos en el lenguaje: buen lenguaje y habilidades cognitivas.
  • Para una persona que observa sin conocer el síndrome puede parece un niño neurotípico que se comporta de manera diferente.
  • Quieren integrarse e interactuar con los demás, pero carecen de habilidades sociales
  • Socialmente torpes porque no entienden las reglas sociales
  • Falta de empatía
  • Contacto visual limitado
  • Poca interacción en conversaciones, no entienden gestos, lenguaje corporal o el sarcasmo
  • Intereses que pueden ser obsesivos (coleccionar cosas)
  • Buena memoria pero les cuesta entender conceptos abstractos
  • Patrones del habla diferentes en algunas ocasiones
  • No entienden la ironía o el humor
  • No entienden la naturaleza de dar o recibir en una conversación
  • Inteligencia promedio o superior a la media
  • Puede haber retraso en habilidades motoras y parecer torpe

Diagnóstico

No es fácil detectar el síndrome de Asperger a una edad temprana. Si crees que tu hijo puede tener este síndrome tendrás que llevarle al pediatra para que le derive a un experto de salud mental que se especialice en TEA. Puede ser un psicólogo (diagnostica y trata problemas con las emociones y el comportamiento), un neurólogo pediátrico (trata las condiciones del cerebro), un pediatra del desarrollo (se especializa en problemas de habla y lenguaje y otros problemas de desarrollo), un psiquiatra (tiene experiencia en condiciones de salud mental y puede prescribir medicamentos para tratarlos).

Es posible que exista un trabajo multidisciplinar entre profesionales. Esto significa que tu hijo podría ver a más de un medico u profesional antes de obtener un diagnóstico. El médico te hará preguntas sobre el comportamiento de su hijo, pueden ser parecidas a las siguientes:

  • ¿Qué características tiene y cuándo notaste un comportamiento atípico la primera vez?
  • ¿Cuándo aprendió a hablar tu hijo? ¿Cómo se comunicar con los demás?
  • ¿Se centra en alguna actividad en concreto?
  • ¿Tiene amigos o interactúa con los demás?

Después observará a tu hijo en diferentes situaciones para ver de primera mano cómo se comunica y se comporta.

El tratamiento

Cada niño es diferente, por lo que no existe un enfoque único para todos. Es posible que tu médico necesite probar algunas terapias para encontrar una que funcione. Los tratamientos pueden incluir:

  • Potenciar las habilidades sociales. En grupos o sesiones individuales, los terapeutas le enseñan a tu hijo cómo interactuar con los demás y expresarse de la manera más apropiada. Las habilidades sociales a menudo se aprenden mejor modelando el comportamiento típico.
  • Terapia del habla y lenguaje. Esto ayuda a mejorar las habilidades de comunicación de tu hijo. Por ejemplo, aprenderá a usar un patrón normal de voz cuando habla en lugar de un tono plano. También recibirá lecciones sobre cómo mantener una conversación bidireccional y comprender señales sociales como gestos con las manos y contacto visual.
  • Terapia cognitivo conductual. Ayuda a tu hijo a cambiar su forma de pensar, para que pueda controlar mejor sus emociones y comportamientos repetitivos. Él podrá manejar cosas como arrebatos, rabietas u obsesiones.
  • Educación y formación de padres. Aprenderás muchas de las mismas técnicas que le enseñan a tu hijo para que puedas trabajar en habilidades sociales con él en casa. Algunas familias también ven a un terapeuta para ayudarles a enfrentar los desafíos de vivir con alguien con Asperger.


Categorías

Formación, Noticias

Maestra de educación especial, psicopedagoga y apasionada de la escritura y la comunicación. Fanática de la decoración y el buen gusto estoy siempre en un aprendizaje continuo... haciendo de mi pasión y mis aficiones, mi trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.