¿Es bueno no tener motivación?

fuerza de voluntad y falta de motivacion

¿Cuántas veces a la semana evitas hacer algo porque simplemente «te falta motivación»? Descubre por qué esa es la peor excusa para usar. Quizá sientas que eres la peor persona cuando se trata de mantener la motivación para seguir algo que has empezado, sin importar lo importante que pueda ser para ti.

Si esto te ocurre, debes saber que no estás solo… Le ocurre a muchas personas y es bastante normal. Quizá te entusiasme algo y mantenerte firme sea complicado. La mayoría de las personas generalmente solo hacen las cosas cuando están motivadas para hacerlo. Siempre tienen una fuerza impulsora que los empuja a completar proyectos, alcanzar objetivos y trabajar en general.

El concepto de motivación no siempre funciona: problemas que ocurren

Son muchas las personas que piensan que la motivación es el impulso de todo, que sin sentirse motivado no se puede hacer porque no se ha deseado lo suficiente antes… Pero, ¿estamos hablando de una mentalidad equivocada?

La motivación no siempre es de fiar

La motivación realmente no es una emoción constante. Viene y va a su antojo y nunca se queda cuando más la necesitas. Es como un amigo que solo está ahí para ti durante los buenos momentos y te abandona en el segundo que más los necesitas.

La motivación no es confiable de esta manera. Claro, puede aparecer, pero casi nunca es en el momento en que más lo necesitas. ¿Dónde está a las 5 de la mañana cuando necesitas hacer ejercicio? ¿Dónde está al final de un largo día cuando todavía tienes mucho que hacer? No siempre tendrá que presionarlo cuando quiera completar tareas y avanzar en tu vida.

La motivación es fugaz

Así como no es confiable, es fugaz. Llega un minuto y desaparece al siguiente, y realmente afecta a tu capacidad de continuar haciendo algo, incluso si está en el medio, cuando ya no tiene motivación para hacer lo que debe hacerse.

La motivación es complicada de esta manera porque, inicialmente, puedes tener toda la motivación del mundo para hacer algo. Sin embargo, nunca se queda el tiempo suficiente para completar la tarea en cuestión. Ahí es donde este sistema es defectuoso.

fuerza de voluntad y falta de motivacion

Aunque tengas objetivos la motivación parece cuando quiere

Otro problema con la motivación es que, tal como lo dijimos anteriormente, desaparece. Sin embargo, lo único que siempre es constante son tus objetivos. La motivación no se queda contigo hasta que se logran… por lo que tienes que sacar de fuerza de voluntad y no tanto de motivación para lograr tus metas.

Más fuerza de voluntad que motivación

Como te acabamos de comentar, muchas veces para lograr los objetivos de la vida es necesaria más fuerza de voluntad y menos motivación… Solo de esta manera podrás tener la perseverancia suficiente para llegar al final o al menos, para poder continuar. Si solo confías en tu motivación, entonces no importa cuáles sean los objetivos que te hayas propuesto, no llegarás a ellos. ¿Quieres algunos motivos para hacer esto? Sigue leyendo.

Perseverar sin motivación te hace más fuerte

Hacer deporte a las 5 de la mañana cuando solo quieres seguir durmiendo te hará más fuerte, pero no es la motivación la que te ayuda a esto, es tu fuerza de voluntad. Levantarse y hacer ejercicio es fácil cuando tienes la motivación para hacerlo. Fácil no te hace más fuerte. Impulsa tus objetivos, incluso cuando no tienes motivación para ayudarte, eso te hará una persona más dura.

Los hábitos y las rutinas son más confiables que la motivación

Olvídate de la motivación, ¿qué pasa con los hábitos? Creo que la gente olvida cuán fuerte puede ser la fuerza impulsora de un hábito. ¿Por qué te cepillas los dientes todas las mañanas? Probablemente no sea porque quieras una boca sana en ese mismo instante… Es porque lo has estado haciendo desde que tenías la edad suficiente para sostener un cepillo de dientes. Es un hábito. Uno de los efectos secundarios es que tiene una boca sana y limpia. Crear hábitos es más confiable que esperar que tu motivación surja.

Despertarse a las 5 am todos los días de la semana e ir hacer deporte será fácil cuando sea parte de su rutina diaria. Te acostumbrarás a despertarte a esa hora todos los días. Te acostumbrarás a hacer ejercicio todas las mañanas a la misma hora. Hacer algo de rutina lo hace confiable.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.