Escucha activa en el aula como estrategia importante de enseñanza

escucha activa

Se hace hincapié en que los estudiantes desarrollen habilidades para hablar y escuchar en las aulas. En las escuelas promueven las razones académicas para proporcionar amplias oportunidades para que los estudiantes participen en una variedad de conversaciones ricas y estructuradas.

Esto les ayudará a construir una base para la preparación universitaria y profesional. Hablar y escuchar se debería planificar como parte de una clase completa, en grupos pequeños y con un compañero.

Escuchar a los estudiantes como primer paso

Escuchar a los estudiantes es realmente esencial para la relación estudiante / maestro . Saber que el maestro está interesado en lo que está diciendo hace que los estudiantes se sientan cuidados y conectados emocionalmente con su escuela. Dado que la investigación muestra que sentirse conectado es necesario para la motivación de los estudiantes para aprender, mostrar que los maestros escuchan es importante no solo como una cuestión de amabilidad sino también como una estrategia de motivación.

Es fácil realizar tareas de rutina mientras escuchas a los estudiantes. De hecho, a veces los maestros son evaluados por su capacidad para realizar múltiples tareas. Sin embargo, a menos que los maestros parezcan estar completamente centrados en que el estudiante hable, él o ella es capaz de pensar que al maestro no le importa lo que se dice o sobre ellos. En consecuencia, además de realmente escuchar a los estudiantes, los maestros también deben demostrar que realmente están escuchando.

escucha activa

La atención del maestro

Una manera efectiva de demostrar la atención del maestro es usar la escucha activa, una técnica que se puede usar para:

  • ganar autocomprensión
  • mejorar las relaciones
  • hacer que la gente se sienta comprendida
  • hacer que las personas se sientan atendidas
  • facilitando el aprendizaje

Al usar la escucha activa con los estudiantes, los maestros construyen una relación de confianza y cuidado que es esencial para la motivación de los estudiantes. Al enseñar la escucha activa, los maestros ayudan a los estudiantes a superar los malos hábitos de escucha, tales como:

  • Insistir en distracciones internas
  • Desarrollar un prejuicio sobre el hablante debido a una observación temprana con la que el oyente no está de acuerdo
  • Centrarse en las características personales del hablante y lo que le impide la comprensión correcta

Aprender a escuchar activamente

Dado que estos malos hábitos de escucha interfieren con el aprendizaje en el aula y con la comunicación interpersonal, aprender a escuchar activamente (específicamente, el paso de retroalimentación) también puede mejorar las habilidades de estudio de los estudiantes. En el paso de retroalimentación, el oyente resume o parafrasea el mensaje literal e implícito del hablante.

Aunque algunas personas recomiendan dar retroalimentación con una declaración en lugar de una pregunta, el objetivo sigue siendo el mismo: aclarar el contenido real y / o emocional del mensaje . Al refinar la interpretación del oyente de las declaraciones del alumno, el hablante obtiene una mayor comprensión de sus propios sentimientos y puede cosechar los beneficios de la catarsis. El hablante también sabe que el oyente realmente está prestando atención. Al mismo tiempo, el oyente mejora su capacidad para concentrarse en un hablante y pensar en significados implícitos.

Escucha activa en el aula

Aunque el paso de retroalimentación está en el corazón de la escucha activa, sigue cada uno de los siguientes pasos para ser efectivo con esta técnica:

  • Mira a la otra persona y no hagas otra cosa más que escuchar
  • Escucha no solo las palabras, escucha también el sentimiento
  • Muestra interés sincero en la persona que está hablando
  • Repite lo que dice la otra persona
  • Haz preguntas al respecto, sobre todo de aclaración
  • Ten en cuenta tus sentimientos y opiniones
  • Si tienes que expresar tus puntos de vista, hazlo cuando ya haya acabado de hablar la otra persona

Sin embargo, volverse experto en la escucha activa requiere una práctica considerable después del propósito y los pasos se explican a fondo y se analizan los ejemplos. Pero será el mejor ejemplo para tus alumnos, aprenderán de ti a escuchar mejor en sus vidas personales.  Realizar los pasos de manera efectiva depende de dar retroalimentación apropiada y enviar señales verbales y no verbales apropiadas, como las palabras de apoyo, un buen contacto visual, silencio para escuchar o un lenguaje corporal apropiado.

¡La escucha activa es imprescindible para una buena comunicación y para el proceso de enseñanza-aprendizaje!


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.