El estrés no es la única causa del agotamiento laboral

Es posible que te levantes cada mañana pensando en todo lo que tienes que hacer en tu trabajo, y pienses que todo tu malestar está causado por el estrés. Es cierto que el estrés te puede perjudicar gravemente pero en ocasiones, el estrés no es la única causa del agotamiento laboral. Existen tres tipos diferentes de agotamiento laboral y es difícil precisar una sola causa que lo provoque.

El estrés en el trabajo es muy fácil de utilizar, pero hay algunas causas que pueden causarte verdadero agotamiento.

Agotamiento laboral: causas

Si quieres mejorar en tu trabajo y sentirte mejor de ánimo y de tu salud, entonces es prioritario que identifiques cuales son las causas que te hacen estar con ese agotamiento laboral que no te deja casi ni vivir. Estas son algunas de las causas más comunes del agotamiento laboral:

  • Falta de control. Puedes sentir que tienes falta de control o de dominio en tu trabajo. Quizá te fuerzan a hacer tareas que no te corresponden y que se exceden de tus responsabilidades, es posible que también trabajes muchas más horas de las que estipula en tu contrato o incluso, que te obliguen a hacer tareas desagradables sin pedir tu opinión primero.
  • Expectativas no satisfechas. Posiblemente te hayas imaginado que tu trabajo era de una forma pero en realidad es de otra totalmente diferente. Quizá pensabas que tus tareas iban a ser de una forma en concreto y son diferentes. También puede que no te sientas bien tratado dentro de tu ámbito laboral.
  • Trabajo inestable. Quizá tu puesto de trabajo es disfuncional y encima tienes que aguantar acoso por parte de jefes o compañeros. Puede que tengas compañeros que no tienen escrúpulos y que no se lo piensan dos veces si tienen que ‘pisar’ a unos para pasar por encima de otros. Ignoran tu trabajo duro y esto hace que te sientas desvalorizado e impotente ante tanta injusticia.
  • Valores que no coinciden contigo. Es posible que trabajes en una empresa que actúa de una forma que no te parece moralmente correcto. Esto hará que tengas disonancia cognitiva porque harás cosas que no te parezcan bien, es decir, tus pensamientos y tus acciones no irán cogidos de la mano.

  • Trabajo que no corresponde a tu labor. Es posible que tengas una formación específica y que por eso te cogieran en ese puesto de trabajo pero que las funciones que te hacen realizar nada tengan que ver con lo que tú esperabas.
  • Ritmo acelerado o demasiado lento. Quizá el ritmo de trabajo en tu empresa es demasiado rápido o demasiado lento teniendo en cuenta cómo es tu personalidad.
  • Mala vida social. Puede ser que no te lleves bien con tus compañeros o que las relaciones que tienes con ellos sean deficientes. Esto te restará energía para hacer amistades fuera de tu lugar de trabajo. Si vas a trabajar y hay un mal ambiente te sentirás mal.

Sin motivación: agotamiento laboral

Si no tienes la motivación para ir a trabajar, probablemente estés sufriendo de agotamiento laboral. Esto depende en gran medida del tipo de agotamiento laboral que tengas. Sin embargo, los síntomas generales del agotamiento laboral son relativamente fáciles de detectar:

  • Cinismo o desilusión ante las tareas a desempeñar.
  • Falta de motivación para ir a trabajar.
  • Irritabilidad con los compañeros de trabajo, clientes o jefes.
  • Dependencia de sustancias como comida, alcohol o drogas.
  • Solo piensas en el fin de semana para ‘desconectar’.
  • Tienes malos hábitos en las horas de comer o dormir.
  • Sientes dolores físicos que no sabes a qué se deben.

El agotamiento laboral puede conducir a una serie de problemas de salud, tanto físicos como mentales. Existen muchos problemas de salud por culpa del agotamiento laboral. Algunos de estos problemas pueden ser obvios, pero otros lo son menos y hay que estar atento para poder mejorar tu bienestar físico y mental. Además, los problemas de salud causados por el agotamiento laboral no solo son mentales, también pueden ser enfermedades físicas:

  • Estrés
  • Fatiga crónica
  • Problemas en el sueño
  • Problemas con las relaciones interpersonales
  • Depresión
  • Ataques de pánico
  • Ansiedad
  • Abuso de alcohol
  • Problemas de corazón
  • Colesterol
  • Diabetes de tipo 2
  • Obesidad
  • Sistema inmune más débil

Una vez que tengas todo esto en cuenta podrás identificar si tienes agotamiento laboral y poner remedio para mejorar tu calidad de vida, tanto en tu salud física como mental.


Categorías

Consejos

Maria Jose Roldan

Maestra de educación especial, psicopedagoga y apasionada de la escritura y la comunicación. Fanática de la decoración y el buen gusto estoy... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *