Frases que nunca debemos decir en el trabajo

Quien más y quien menos ha tenido algún tipo de encontronazo en el entorno laboral alguna vez en su vida. Normalmente, aunque pensamos todo lo contrario a priori, muchos de esos desencuentros pueden evitarse cambiando un poco nuestra forma de afrontar el momento y nuestra actitud ante el problema que se nos está presentando.

A continuación, os ponemos una serie de frases que debemos evitar decir en nuestro trabajo y os recomendamos otras maneras más sutiles, más suaves, menos bruscas de decirlas. ¡Recuerda que casi todo es cuestión de actitud!

Cómo no decirlo vs cómo podemos plantearlo

  • “No tengo tiempo para…”: La falta de tiempo y la abundancia de tareas a veces se juntan agobiándonos bastante y provocándonos estrés. La manera correcta de decir esto sería algo así como: “Puedo hacerlo para final de la tarde”, “puedo hacerlo para mañana”, “puedo acabarlo en unas horas”. De esta forma estás demostrando tu interés por el trabajo y tu responsabilidad ante las tareas que se te piden.
  • “Deberías haber…”: Ese “deberías” suena como algo mandatario y dictatorial. Tanto si somos empleados como si somos los jefes debemos ponernos en la piel de la otra persona y pensar que a lo mejor no ha sabido enfocar la tarea o el problema de otra forma. Por lo tanto, cambiaríamos ese “deberías haber…” por “Esto ya no nos funciona, la próxima vez…”. 
  • “He hecho todo lo que he podido”: Aunque esta frase no está mal dicha puede representar algo de “dejadez” y poca constancia por nuestra parte. Una manera correcta de decirlo sería preguntar directamente lo siguiente: “¿Cómo puedo mejorarlo la próxima vez”.
  • “Estás equivocado”: Esta frase suena bastante brusca se diga en el contexto que se diga, ya que estamos quitándole toda la razón a la otra persona de forma tajante y sin dar lugar casi a explicaciones. Otra manera más amable de decirla sería: “No estoy de acuerdo porque…”. Y no estaría mal acompañarla de algo así como: ¿Qué piensas tú?
  • “Lo haré en unos segundos”: Si estamos atareados y en ese momento nos llega el jefe o la jefa a decirnos que nos encarguemos de tal tarea, no queda correcto decir eso de “lo haré en unos segundos o en un minuto”. ¿Piensas realmente que te pondrás al minuto? Es más correcto decir, siendo realistas: “Me lo anoto y en cuanto acabe con lo que estoy, me pongo”.

Como podréis observar varía mucho una manera de decir las cosas a otra y únicamente depende de nuestra actitud para cambiar día a día. ¿Qué mas frases piensas que decimos a la ligera en el trabajo y que están mal dichas o podrían entenderse de forma brusca?


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *