¿Qué ha supuesto la enseñanza virtual?

la-ensenanza-virtual-2

Antes de la era “internet” y el boom tecnológico-informático eran impensables cosas que ahora nos parecen tan sencillas: tener una conversación y poder ver a una persona que se encuentra al otro lado del mundo en tiempo real, tener toda la información habida y por haber con tan sólo dos clics sin necesidad de abrir una enciclopedia, conocer el estado de tus finanzas sin necesidad de ir al banco personalmente, etc. Un sinfín de cosas entre las que entra, cómo no, aprender nuevas cosas sin ir a clases y teniendo únicamente un ordenador y una buena conexión a internet. Esto es la enseñanza virtual, y son muchas las ventajas que nos ha traído a nuestra vida.

A continuación, os contamos qué ha supuesto la enseñanza virtual para todos aquellos que estamos ávidos en aprender nuevas cosas.

Ventajas de poder optar a una enseñanza virtual

Recuerdo, que en una clase de magisterio, se habló de que la enseñanza con el tiempo cambiaría y que quizás el papel del maestro-profesor no fuese tan importante y significativo como lo era antes o lo es ahora. Todos los presentes, futuros maestros, nos echamos las manos a la cabeza, pensando tanto en nuestro futuro laboral como también recordando a nuestros maestros de la infancia o profesores de instituto que tanto nos habían aportado, ya no sólo en las materias a estudiar (matemáticas, lengua, química, etc.) sino también en la educación en valores que nos habían transmitido.

Sin embargo, hoy día, qué también sé lo que es tener que matricularse en una universidad a distancia para poder trabajar al mismo tiempo, estoy en la posición de que ninguna enseñanza, presencial o virtual, debe sustituir a la otra, y que perfectamente pueden convivir ambas (como en caso del libro y el ‘ebook’, que tanto revuelo formó entre los “literatos” cuando este último apareció).

la-ensenanza-virtual

La enseñanza presencial siempre te traerá esa cercanía tanto con profesores como con compañeros que por mucho que lo intente la virtual, ni se le acerca. Sin embargo, la enseñanza virtual tiene otras ventajas que también son de destacar:

  • Estudiar con un horario totalmente flexible: tú lo adaptas a tus necesidades y/o obligaciones. Esto en una enseñanza presencial es impensable (pasan listas y ponen falta de asistencia, hay un temario que seguir a la misma vez que todos tus compañeros, unas actividades que entregar, etc.).
  • Hay mayor cooperación y solidaridad entre estudiantes, ya que al encontrarnos solos antes un temario, solemos buscar a ese grupito de compañeros virtuales que nos “ayuden” en esos trabajos en equipos, en “dejarnos” exámenes de otros años, apuntes, etc.
  • La interactividad con el Campus Virtual donde se encuentra todo lo que debes tener para tus estudios: apuntes, foro de estudiantes, foro de dudas, chat con profesorado, correos, vídeos explicativos, calendario de estudio recomendado y fechas de exámenes, auto-evaluaciones, etc.

No hemos de olvidar, la gratuidad de cursos tan específicos como por ejemplo “Técnicas de mindfulness”, “Programación de apps”, y un largo etcétera que tenemos presentes en esos cursos MOOCs online a los que podemos acceder sin necesidad de requisitos y pagos, sólo accediendo mediante un usuario y contraseña.

Por tanto, y sólo es una opinión, considero que la enseñanza virtual y global ha traído más beneficios que desventajas a nuestras vidas, pero que no debe sustituir a la presencial, sino que debe convivir con ella, sobre todo para que cada cuál pueda elegir lo que más le convenga.

¿Quieres aprender idiomas?
Saber idiomas es una aptitud fundamental para desarrollar tu futuro profesional. Si quieres más información, aquí la encontrarás:
Aprender idiomasAprender idiomas viajando
Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *