III fase de la lectura: Post – lectura

post-lectura

No basta con leer un texto para apropiarse de su contenido, hace falta además efectuar otra serie de acciones como son: subrayar, tomar apuntes, elaborar cuadros sinópticos. Estas acciones ayudan a construir una estructura que  hace pasar de la lectura al estudio.

El lector reacciona frente al texto de varios modos:

  • Se da cuenta por ejemplo, de que dato es más importante que otro.
  • Expresa una crítica.
  • Localiza una palabra nueva y confronta analogías o diferencias  con otras informaciones que posee.

Todas estas interacciones con el texto contribuyen a la comprensión, pero el lector corre el riesgo de olvidarlas rápidamente. Aquel que no subraya  y no toma apuntes está obligado a releer el texto varias veces, volviendo a recorrer siempre más o menos el mismo proceso cognitivo y desperdiciando de esta maneta tiempo y energía.

Los subrayados o  los apuntes son tanto más eficaces cuanto más esenciales son. Es un error común subrayar en el texto entero o tomar apuntes que reproducen enteramente el texto original. En este caso, los subrayados y los apuntes son útiles sólo como instrumento para aumentar la concentración durante la lectura, pero pierden su función de poner en evidencia lo que son conceptos – guía del texto y resultan poco útiles para el aprendizaje.

La pos- lectura  es  la fase en la cual organizamos de manera ordenada y coherente todo el material obtenido de las dos fases anteriores de la lectura.

¿Quieres aprender idiomas?
Saber idiomas es una aptitud fundamental para desarrollar tu futuro profesional. Si quieres más información, aquí la encontrarás:
Aprender idiomasAprender idiomas viajando
Te puede interesar

3 comentarios

  1.   victor antonio dijo

    muchas gracias por esta informacion

  2.   Yassirffm dijo

    said es gay y Andres tan bien
     

  3.   aninima dijo

    ya maduren y ps esto no me sirvio :/

Escribe un comentario