Las mejores razones para aprender italiano

Las mejores razones para aprender italiano

Sin duda, aprender idiomas es uno de los retos del presente, sin embargo, este aprendizaje puede ir más allá del inglés como puerta frecuente. El italiano es una posibilidad que puede perfeccionar tu currículum y abrirte puertas de trabajo. Existen muchas razones por las que puedes emprender esta aventura. De hecho, dado que no se trata de una elección mayoritaria esta es una buena fórmula para diferenciar tu currículum pudiendo tener mejores opciones de empleo para optar a puestos especializados en los que saber italiano es un requisito básico.

Disfrutar del turismo

Una de las más importantes razones para aprender italiano es para poder vivir un tiempo de tu vida en una ciudad tan mágica y con tanta historia cultural y arquitectónica como Roma. Desde el punto de vista del conocimiento de este país rico en arte, podrás leer libros originales sin necesitar de traducciones que a veces restan información a la obra original.

Desde el punto de vista del turismo, Italia es uno de los países más visitados. Si te apetece organizar viajes a destinos emblemáticos y conocer también los detalles de gastronomía del lugar, el idioma es un valor importante de comunicación para experimentar mayor autonomía en los desplazamientos.

Es más sencillo que otros idiomas

Otra de las razones por las que puedes comenzar el aprendizaje del italiano como un objetivo realista en tu vida es porque este idioma puede resultarte más familiar que otros gracias a su semejanza con el español. De este modo, notarás antes tus progresos en el conocimiento de la gramática italiana.

Cada vez más empresas valoran el conocimiento de una segunda lengua en el currículm. Y el italiano es un idioma muy valorado por las organizaciones. Por tanto, si quieres invertir en formación y mejorar tu currículum esto puede mejorar tus opciones de acceder a mejores oportunidades de empleo. Especialmente, cuando se trata de algún proyecto que tiene algún tipo de conexión con Italia. Por ejemplo, un puesto de trabajo que requiere que el candidato viaje de un modo frecuente por motivos del negocio a un destino italiano.

Además, aprender italiano no tiene por qué ser una decisión que esté fundamentada en un objetivo profesional. Puedes iniciar este aprendizaje por una inquietud personal. Por el deseo de tener una nueva afición en torno a la que conocer gente nueva e interesante. O también, por el simple placer de superarte a ti mismo, lograr nuevas metas y evolucionar a partir de nuevas experiencias.

Un idioma bello

Desde el punto de vista fonético, el italiano es uno de los idiomas más bellos que existen. Por tanto, su musicalidad y cadencia puede ser otra razón por la que mejorar tu conocimiento de este idioma. ¡Disfrutando de la literatura italiana! ¡Y también de su música!

Aprender un idioma produce beneficios también saludables. Por ejemplo, es un estímulo para mantener activa la memoria. Te permite tener un aliciente reciente a partir de la consecución de nuevos objetivos. Y adquieres nuevas habilidades de comunicación.

Si te estás planteando nuevos objetivos, aprender italiano puede ser una buena elección.


Categorías

Consejos

Maite Nicuesa

Licenciada y Doctora en Filosofía. Experta en Coaching y PNL. Trabajo como redactora de medios digitales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *