Qué son las Necesidades Educativas Especiales

NEE

Los niños o jóvenes que tienen Necesidades Educativas Especiales (NEE) serán aquellos que tienen dificultades de aprendizaje o discapacidades que les complicará aprender como lo hacen los demás niños o niñas que tienen su misma edad. Muchos niños y jóvenes tendrán NEE en algún momento de su educación sin que esto requiera un mayor problema a lo largo de su vida. 

Es necesario que desde las instituciones educativas se pueden valoras estas necesidades en los niños para poder atenderlas de forma correcta, así como otras instituciones o las familias. Los niños deberán aprender a superar con ayuda de los profesionales adecuados las barreras de sus dificultades de forma rápida y sencilla. Algunos niños necesitarán ayuda adicional y otros necesitarás todo su tiempo o ajustar los primeros años de escuela o incluso en la universidad.


Tipos de necesidades educativas especiales

Hay muchos tipos de necesidades educativas especiales

A continuación, realizamos una presentación de algunos de los casos que pueden darse en este contexto:

  • Las necesidades educativas pueden estar relacionadas con el ámbito sensorial o físico. Por ejemplo, la discapacidad visual o auditiva. La comunicación está muy presente en el proceso de aprendizaje puesto que el alumno accede a distintos materiales que ofrecen información sobre cada tema. Por ello, los alumnos con dificultades visuales o auditivas deben contar con los recursos necesarios para el estudio. Sin embargo, conviene recordar que más allá de cualquier valoración, la atención siempre es personalizada. Las características de cada alumno siempre son individuales ya que, por ejemplo, el grado de pérdida auditiva es específico de cada caso.
  • Discapacidad motora. El centro educativo debe ofrecer un espacio seguro y libre de obstáculos para el niño. De este modo, el entorno potencia la autonomía del alumno para desplazarse con comodidad de un punto a otro. Este tipo de dificultad puede presentarse de forma permanente o temporal. Esta discapacidad influye en la realización de algunas actividades cotidianas. Por ello, conviene adaptar el escenario de aprendizaje para que el alumno impulse el descubrimiento del mismo y pueda acceder a los recursos que tiene a su alcance. La integración del alumno es holística. Es decir, también debe cuidarse la comunicación y el bienestar emocional del menor.
  • Enfermedades crónicas. Un diagnóstico de salud y, su correspondiente tratamiento, produce cambios en la vida del paciente. Por ejemplo, durante un ingreso en el hospital, el alumno no puede acudir a clase. Y, en ocasiones, la estancia en el hospital puede prolongarse durante muchos días. Un ingreso hospitalario cambia la rutina previa. Pero lo más importante es que el paciente pueda recuperarse y, a su vez, continuar con su proceso de aprendizaje. Así lo pone de manifiesto la pedagogía hospitalaria. El colegio es mucho más que un entorno de aprendizaje, también es un espacio de compañerismo en el que los alumnos comparten momentos significativos. Por ello, la educación que se promueve en el ámbito de las aulas hospitalarias mejora la calidad de vida de los niños.
  • Trastornos de aprendizaje como, por ejemplo, la dislexia. Plantea una dificultad en el aprendizaje de la lectura desde distintos puntos de vista: la comprensión lectora, la fluidez verbal y el ritmo. La discalculia, un trastorno de aprendizaje, hace referencia a la dificultad vinculada con el estudio de las matemáticas. El alumno muestra algún tipo de obstáculo en la realización de cálculos como una suma de varios números, una división, una resta o una multiplicación.
  • Necesidades educativas transitorias: este tipo de dificultad se manifiesta durante un periodo específico como consecuencia de distintos factores. El alumno requiere de una mayor atención durante un tiempo concreto de su vida académica. Las necesidades transitorias tienen, por tanto, un carácter temporal.
  • Las necesidades educativas permanentes, por el contrario, permanecen durante todo el periodo escolar.
  • Altas capacidades. Cuando un alumno presenta una necesidad de apoyo educativo es porque, entre otros factores, la rutina habitual del aula no está alineada con aquello que requiere en ese momento. En este caso, el alumno presenta un elevado rendimiento académico o tiene un gran potencial. La persona destaca en un área o en varias. El alumno asimila pronto la información nueva y la integra con lo aprendido previamente.
  • Trastornos por ansiedad. Este factor influye de manera negativa en la concentración, en la motivación y en el rendimiento escolar.

Es muy importante que exista una comunicación cercana entre los centros educativos y las familias de niños con necesidades educativas especiales. El colegio es un entorno de referencia para el estudiante, pero también lo es el hogar. Por ello, padres y madres también guían a sus hijos en este proceso de aprendizaje. El centro educativo acompaña a las familias para resolver dudas, ofrecer herramientas de apoyo y acompañamiento. El compromiso de la familia con la educación de su hijo es muy importante, pero también es necesario que tenga expectativas realistas con el propio proceso de aprendizaje infantil (sin comparar su ritmo con el de otros compañeros de clase).

Además, hay que tener en cuenta que también pueden tener necesidades educativas de tipo social, como por ejemplo clases de refuerzo, o estar en una clase con pocos alumnos. De ser así, el tutor escolar juega un papel fundamental, ya que el niño va a necesitar a alguien con quien pueda expresarse con confianza, y también alguien que le guíe en el proceso de socialización con otros niños.

Becas para alumnos con necesidades educativas especiales

Las becas y ayudas para alumnos con necesidad específica de apoyo educativo son convocadas por el Ministerio de Educación y Formación Profesional. Para estar informado de la publicación de la próxima convocatoria puedes consultar el BOE. En convocatorias pasadas, estas ayudas ofrecieron apoyo directo para alumnos afectados por el Trastorno de Déficit de Atención e Hiperactividad, o TDAH.

Como consecuencia de este trastorno, el alumno requiere de un seguimiento específico. Estas ayudas directas también ofrecen apoyo a alumnos con trastorno del espectro autista. Esta convocatoria ofrece, por una parte, ayudas y subsidios para alumnos que presentan una necesidad de apoyo educativo como consecuencia de una discapacidad o un trastorno de conducta.

Por otra parte, las ayudas también se dirigen a alumnos cuya necesidad específica de apoyo educativo está en relación con las altas capacidades. Al solicitar una beca de estas características es necesario consultar con detenimiento las bases y, también, comprobar cuáles son los requisitos que deben cumplir los solicitantes.

En este caso, es esencial acreditar la necesidad específica de apoyo educativo que requiere el alumno cuando solicita dicha beca. El centro académico en el que estudia el alumno también puede ofrecer información de interés para la familia en relación con el tema expuesto en este punto: becas y ayudas.

Dificultades de los niños con Necesidades Educativas Especiales

Cuando un niño, joven o adulto tiene Necesidades Educativas Especiales (NEE) mostrará dificultades en:

  • Dificultades de aprendizaje, en la adquisición de habilidades básicas en un entorno normalizado, en la escuela u otras instituciones educativas.
  • Dificultades de salud, sociales, emociones o mentales.
  • Dificultades de aprendizaje específicos (lectura, escritura, comprensión de la información, etc.)
  • Necesidades sensoriales o físicas (discapacidad auditiva, discapacidad visual, dificultades físicas que puedan afectar la normalidad en el desarrollo)
  • Problemas de comunicación para expresarse o entender lo que otros dicen
  • Condiciones médicas o de salud

NEE

Los niños y jóvenes pueden progresar a ritmos diferentes y tienen diferentes formas para aprender mejor. Los profesionales de la educación y de la psicopedagogía deberán tener esto en cuenta para poder organizar sus clases, sus sesiones y poder así, enseñar de forma adecuada a las necesidades personales de los niños o jóvenes. Los niños o jóvenes que avanzan más lento o que tienen dificultades particulares en un área, deberán tener una ayuda adicional para poder alcanzar el éxito en su aprendizaje.

Necesidades Educativas Especiales: principios básicos

Hay una serie de principios básicos que todos los implicados en la educación de los niños con NEE deben considerar. Cuando se trabaja con niños con NEE es importante que se tengan en cuenta los siguientes puntos:

  • Si un niño tiene NEE se deberán tener en cuenta y adaptar la enseñanza a las necesidades personales del niño, a su ritmo y a su estilo de aprendizaje. Deberá ser una educación amplia, equilibrada y relevante.
  • Los puntos de vista de los padres deberán tenerse en cuenta y los deseos del niño escuchados.
  • Las necesidades de los niños con NEE deberán ser atendidos con especialistas externos en algunos casos.
  • Los padres deberán tener la máxima voz en todas las decisiones que afecten a su hijo.
  • Los padres son las personas más importantes en cuanto a la educación de los hijos.

Obtener ayuda adecuada

Los primeros años de los niños, en cuanto se identifican las NEE será necesario obtener la ayuda acorde a las necesidades del niño/a. Los primeros años de vida son un momento crucial para el desarrollo físico, emocional, social e intelectual de los pequeños. Si crees que tu hijo/a puede tener algún problema de desarrollo, no lo dejes pasar, deberás acudir a tu médico rápidamente para valorar la situación de tu hijo y obtener las ayudas necesarias.

NEE

Después deberás acudir a la escuela de tu hijo para hablar con sus maestros y valorar si ellos también han notado algún problema dentro del aula. La escuela debe responsabilizarse para ayudar a los niños con NEE. Puedes preguntar en la escuela cosas como:

  • ¿Pensáis que mi hijo está teniendo problemas de algún tipo?
  • ¿Mi hijo es capaz de trabajar al mismo nivel que el resto de sus compañeros?
  • ¿Mi hijo necesita recibir un apoyo extra?
  • ¿En la escuela hay recursos suficientes para poder ayudaar a los niños con dificultades? ¿Cuáles?

Si la escuela del niño con NEE está de acuerdo en que puede que tenga NEE en algunas áreas, se deberán adoptar algunas medidas para poder descubrirlo y poder seguir los pasos adecuados. Probablemente le enviarán a que el psicólogo de la escuela le ase algunas pruebas para valorar su capacidad o para diagnosticar junto con otros profesionale, posibles dificultades. Además, la ayuda de un orientador educativo resultará imprescindible para el niño, ya que le servirá para poder estudiar a su ritmo.

Los niños con NEE deberán ser atendidos de forma que puedan potenciar todas sus capacidades al máximo, sin comparaciones con los demás niños de su edad, sino teniendo en cuenta sus potencialidades y todo lo que puede llegar a conseguir.

Artículo relacionado:
Psicopedagogía para tratar alumnos con necesidades educativas especiales

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Un comentario, deja el tuyo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

  1.   Roxana dijo

    Gracias por esta información presentada en forma escueta y clara.