Cómo mantener tu mente activa durante el verano

Cómo mantener tu mente activa durante el verano

El verano es una época del año marcada por ese esperado descanso que, en el caso de los estudiantes, es especialmente largo. Sin embargo, mantener tu mente activa durante las vacaciones es de vital importancia. Son muchos los estímulos que pueden nutrir tu intelecto y tu corazón para tener un verano feliz. ¿Cómo activar tu mente en vacaciones?

Tomar decisiones de futuro

Tu futuro del mes de septiembre se materializa en el presente a través de aquellas decisiones que tomas y que te permiten enfocarte en esa dirección. Por tanto, comienza a reflexionar sobre en qué medida debes ir realizando ahora pasos para poder estar en septiembre en el lugar en el que quieres estar.

Actualiza tu librería personal

Este es un buen momento para añadir a tu librería títulos nuevos. Puedes fomentar el ahorro al elegirlos en librerías de segunda mano. O, también, al aprovechar los descuentos del periodo de rebajas de aquellos centros comerciales que integran sección de librería.

Objetivos de conocimiento

Durante el verano, puedes asistir a clases de inglés. Aprender a tocar un nuevo instrumento. Hacer un curso de fotografía. Empezar a practicar un deporte. Asistir a conciertos y festivales. Elabora una lista de opciones con ideas que pueden servirte de inspiración para emprender durante este verano un objetivo de conocimiento. Muchas personas inician las vacaciones con la actitud de vivir un tiempo interminable que permite lograr muchos propósitos, sin embargo, la realidad es que el tiempo pasa rápido. Por tanto, acota tus expectativas.

Pilares fundamentales de la salud emocional

Dieta variada y equilibrada. Descanso. Y deporte. Estos son los tres pilares esenciales de la salud emocional. Por esta razón, aunque el verano suele estar marcado por una mayor improvisación en los horarios, es recomendable que tengas unas rutinas.

Playa o piscina

Este es uno de los planes más habituales durante el verano por su valor refrescante. Un plan que además te permite conectar con el niño infantil que todavía vive en ti. Sin embargo, más allá de los tópicos estivales, tú personalizas tus vacaciones. Vive este tiempo como más te guste. También puedes elegir como destino de vacaciones un lugar con temperaturas suaves.

Un álbum de fotos estival

Puedes crear un álbum de fotos personalizado de tu verano con imágenes de felicidad. Así como escribir un diario centrado únicamente en describir lo positivo es una experiencia de autoayuda, también puedes aprovechar el valor visual de las imágenes para observar la realidad desde el objetivo del pensamiento positivo. Colecciona tus recuerdos favoritos del verano a través de imágenes. Aprovechando además, que este tiempo te ofrece unas buenas condiciones de luz.

El placer de no hacer nada

En una sociedad marcada por el síndrome de la ocupación constante puede ser habitual tapar carencias internas con obligaciones autoimpuestas. Sin embargo, siéntete libre de disfrutar durante el verano. No hacer nada resulta terapéutico cuando te concentras en lo más importante: ser y estar.

¡Felices vacaciones de verano y disfruta de este tiempo como una inversión en salud personal y creatividad!

Te puede interesar

Categorías

Consejos

Maite Nicuesa

Licenciada y Doctora en Filosofía. Experta en Coaching y PNL.
Trabajo como redactora de medios digitales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *