¿Merece la pena estudiar un máster?

Estudiar un máster es una de las posibles opciones que tiene una persona para abrir nuevas puertas de empleo en su futuro inmediato. Sin embargo, un máster no es la única opción posible, al igual que las oposiciones no son la única alternativa. Por esta razón, a la pregunta de si merece la pena estudiar un máster, la respuesta siempre es subjetiva puesto que depende de las circunstancias y expectativas de cada persona.

Balance personal

Merece la pena estudiar un máster si observas en esta decisión una experiencia de aprendizaje que, evidentemente, incrementa tu nivel de preparación. Y, por tanto, también tus opciones de empleabilidad en el futuro. Merece la pena estudiar un máster cuando este proyecto se ha convertido en una prioridad por razones que son importantes para ti. Esta, al igual que otras muchas decisiones vitales, es totalmente personal.

Puedes pedir consejo a terceras personas, sin embargo, la decisión es tuya. Tu propia voz interior debe indicarte que estás convencido. Uno de los requisitos habituales para optar a un máster es escribir una carta de motivación. En ese caso, puedes realizar el ejercicio imaginario de escribir ahora mismo tu carta, profundizando en las razones que respaldan tu decisión, explicando el motivo por el que quieres obtener ese título, contando tu nivel de implicación en ese propósito.

Implicación con el proyecto

No solo es importante que te preguntes si realmente merece la pena estudiar un máster, sino también, si este es tu momento para comprometerte en esta misión. ¿Estás comprometido para lograr el propósito de estudiar con exigencia y cumpliendo con los objetivos previstos del programa académico? Si la respuesta es sí, entonces, hacer un máster es una buena idea.

Merece la pena estudiar un máster cuando al valorar esta decisión haciendo balance de esta elección, sientes que los pros son más importantes que los contras. Las personas que realmente sienten que esta decisión es un acierto, observan con optimismo este proyecto incluso aunque el camino no vaya a ser sencillo. Por ejemplo, incluso aunque tenga que conciliar el trabajo con los estudios. Para aquel que está motivado y comprometido no existen inconvenientes reales que no puedan salvarse.

Merece la pena estudiar un máster siempre que observes que al terminar este plan de estudios vas a tener oportunidades imposibles de alcanzar ahora. Es decir, esa preparación te acerca a nuevos empleos, te ofrece una especialización que no tienes ahora, adquieres una mejor oportunidad para alcanzar una meta que ahora mismo es difícil.

Balance de la inversión

No solo es importante que hagas un balance realista del esfuerzo que para ti supone estudiar un máster, sino también, de la cuantía que tiene el coste de la matrícula. Tal vez prefieras invertir ese dinero en tu propio ahorro, dependiendo de cuáles sean tus circunstancias personales actualmente.

Sin duda, si encuentras un programa de máster que tiene un precio competitivo o que ofrece el acceso a posibles becas, entonces, estas son buenas oportunidades para cualquier estudiante. El mejor máster no tiene por qué ser el más caro. Una de las ventajas del momento presente es que el alumno tiene más oportunidades que nunca para formarse gracias a una amplia variedad de programas. Por ejemplo, el acceso a la formación online es un valor.

¿Merece la pena estudiar un máster? Podemos encontrar tantas respuestas diferentes como personas que han vivido esta experiencia. ¿Cuál es tu opinión al respecto? En cierto modo, estudiar un máster siempre merece la pena porque el conocimiento es un valor en sí mismo. Sin embargo, no es la única manera de perfeccionar el currículum aunque sea una de las más importantes.


Categorías

Salida Laboral

Licenciada y Doctora en Filosofía. Experta en Coaching y PNL. Trabajo como redactora de medios digitales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.