Métodos de enseñanza: grupos mastermind para emprendedores

Métodos de enseñanza: grupos mastermind para emprendedores

Los emprendedores son un ejemplo de la importancia de la formación continua para afrontar los nuevos retos del negocio. Sin embargo, en muchos momentos, los autónomos se sienten muy solos en su labor diaria. A este respecto, surgen nuevos métodos de enseñanza que dan valor al networking y a la retroalimentación de experiencias compartidas en común. Este es el caso de los grupos mastermind que son especialmente interesantes para emprendedores.

Qué es un grupo mastermind

Estos grupos están formados por un número limitado de participantes, dando lugar a un espacio de aprendizaje totalmente personalizado. Un grupo en el que la conciencia individual y la conciencia colectiva se retroalimentan constantemente. Es decir, cuanto más aporta cada participante al grupo, más se nutre el conjunto de este espacio de aprendizaje.

El sector del emprendimiento es dinámico y cambiante. En cada sector surgen novedades constantemente. Por esta razón, formar parte de un grupo mastermind es una fórmula esencial para actualizar los conocimientos. De hecho, para que la dinámica del grupo sea realmente efectiva es recomendable que todos los participantes tengan turno de palabra y puedan aportar sus ideas y propuestas. El moderador del grupo no solo se encarga de gestionar las fechas de reunión sino que también puede ejercer una labor de mediador.

Formar parte de un grupo mastermind da lugar a un cambio de mentalidad en donde el emprendedor tiene la actitud de salir de la zona de confort. Es fundamental que los participantes se comprometan a asistir a las reuniones y solo falten por un asunto de urgencia. En ese caso, deben informar previamente de su no asistencia. De lo contrario, cuando en un grupo mastermind, los asistentes comienzan a faltar o son impuntuales, el compromiso se rompe.

De hecho, conviene concretar las fechas de reunión a partir de las propias agendas profesionales de los participantes. Esta es una de las razones por las que es recomendable que el grupo no supere las seis personas. Ya que de este modo es más sencillo gestionar los tiempos.

Beneficios de un grupo mastermind

A través de un grupo mastermind puedes ampliar tu agenda de colaboradores. Pero tal vez también puedas tener posibles referencias para optar a otros proyectos. Este intercambio de información es un valor esencial. Los profesionales que forman parte de un grupo mastermind también luchan por ser la mejor versión de sí mismos al tener un espacio que propicia este empoderamiento profesional.

Mientras que en el entorno profesional, muchos ambientes fomentan el individualismo, por el contrario, el grupo mastermind crea un espacio de colaboración que puede ofrecer inspiración y creatividad. Pero además, la participación en un grupo de estas características fomenta la motivación externa. Este es un espacio en el que compartir dudas y experiencias.

Lo positivo de los grupos mastermind es que están formados por profesionales que incluso formando parte de un mismo sector profesional tienen un currículum vitae complementario gracias a una diversidad de competencias que es un beneficio compartido. Un grupo que proyecta la importancia de la empatía, el diálogo y la superación personal.

Te puede interesar

Categorías

Consejos

Maite Nicuesa

Licenciada y Doctora en Filosofía. Experta en Coaching y PNL.
Trabajo como redactora de medios digitales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *