Qué es la disgrafía

Propósitos para año nuevo de estudiantes

La disgrafía es un trastorno del aprendizaje que afecta a las habilidades de escritura. Puede manifestarse en dificultades de ortografía, mala letras y problemas para poner los pensamientos en el papel. Debido a que la escritura requiere un complejo conjunto de habilidades motoras y de procesamiento de la información, decir que un estudiante tiene problemas de disgrafía no sería suficiente. 

Un estudiante con trastorno en la expresión escrita se beneficiará de las adaptaciones específicas en el entorno de aprendizaje, así también requerirá prácticas adicionales para aprender las habilidades necesarias en la escritura. Muchas personas tienen mala letra, pero la disgrafía es más grave. La disgrafía es un trastorno neurológico que generalmente aparece cuando los niños están aprendiendo a escribir.

Los expertos no están seguros de qué es lo que lo causa, pero el tratamiento temprano puede ayudar a prevenir o a reducir los problemas. La disgrafía puede ser causada por un trastorno del lenguaje que puede caracterizarse cuando la persona tiene dificultades para convertir los sonidos de la lengua en forma escrita -fonemas y grafemas- o saber qué letra debe usar en cada sonido.

Una persona con disgrafía puede escribir las palabras a la inversa, tiene problemas para recordar la forma de las letras o cuándo debe utilizar las letras mayúsculas y las minúsculas. Una persona con disgrafía puede tener dificultades para formar frases escritas con una gramática correcta y siguiendo bien los signos de puntuación. Además, también pueden omitir palabras, pueden ordenar mal las palabras, poner mal los tiempos verbales o usar pronombres de forma incorrecta en la forma escrita. Estas personas pueden hablar con mayor facilidad y fluidez que cuando lo hacen escribiendo.

 

¿Cuáles son las señales de alarma de la disgrafía?

Solo tener mala letra no significa que una persona tenga disgrafía. La disgrafía es un trastorno del procesamiento. Las dificultades pueden cambiar a lo largo de la vida de la persona. Sin embargo, dado que la escritura es un proceso de desarrollo, los niños pueden aprender las habilidades motoras necesarias para escribir, mientras que el aprendizaje de las habilidades del pensamiento necesarias para comunicarse en el papel, pueden seguir existiendo, aunque con un buen trabajo pueden ser de menor medida. 

escritura creativa

Si una persona tiene problemas en cualquiera de las siguientes áreas, necesitará ayuda adicional, mejor de un psicopedagogo, para mejorar en los aspectos de la escritura:

  • Apretar el lápiz de manera torpe
  • Mala posición del cuerpo al escribir
  • Letra ilegible
  • Evitar tareas para escribir o dibujar
  • Decir las palabras en voz alta mientras se escribe
  • Dejar palabras sin acabar u omitir frases
  • Dificultad para organizar los pensamientos en el papel
  • Dificultad en la escritura de sintaxis y de la gramática
  • Hay una gran brecha entre las ideas escritas y la comprensión demostrada a través del habla
  • Posición inconsistente de las letras de la página con respecto a las líneas y los márgenes
  • Espacios inconsistentes entre palabras y letras

¿Cómo saber si es disgrafía?

Los psicólogos educativos o los psicopedagogos utilizan una serie de pruebas para determinar si una persona tiene disgrafía o no. Una vez que se sabe con certeza entonces se podrá valorar un trabajo en concreto con la persona que tiene disfrafía.

Cómo ayudar a una persona con disgrafía

Hay muchas formas de ayudar a una persona con disgrafía y que mejoren mucho esta dificultad que presentan. Generalmente, las estrategias para ayudar a las personas con este problema se basan en tres categorías:

  • Alternativas: proporcionar alternativas a la expresión escrita, como por ejemplo permitir a los niños que puedan tener exámenes orales.
  • Modificaciones: proporcionar cambios en las expectativas o tareas para minimizar o evitar las dificultaes
  • Soluciones: proporcionar instrucciones para mejorar la escritura y las habilidades de la misma.

Escribiendo

Cada estrategia se debe considerar en la planificación de la instrucción y en el apoyo que reciba la persona con disgrafía. Asimismo, una persona con disgrafía se beneficiará de la ayuda de los especialistas y de las personas más cercanas de su entorno. El apoyo tanto de profesionales como de los seres queridos es muy importante para que su autoestima no se vea perjudicada y pueda mejorar en su condición escrita.

Si crees que puedes padecer disgrafía lo mejor es que acudas a un especialista en aprendizaje y trastornos del aprendizaje como los psicólogos educativos o psicopedagogos para mejorar.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *