Qué labores realiza un ayudante de instituciones penitenciarias

Funcionario-de-Prisiones-1

El trabajo de ayudante de instituciones penitenciarias no es demasiado conocido dentro de la población, al igual que ocurre con los demás cargos de un centro penitenciario. En el caso del ayudante, hay que decir que su labor es bastante importante en relación al buen funcionamiento de la penitenciaría.

El trabajo está bastante bien renumerado y la realidad dista mucho de lo que la gente piensa y de lo que se ve en las películas. Se podría decir que el puesto de ayudante de instituciones penitenciarios está enfocado a resolver los posibles problemas con los que el reo se puede encontrar en su día a día.


Requisitos y ventajas del cargo de ayudante de instituciones penitenciarias

La personas que se incorpore a la plantilla deben cumplir una serie de requisitos como el  ser alguien responsable y bastante receptiva para encontrar soluciones a los problemas de los internos. Por otra parte es esencial el cumplir a raja tabla las diferentes órdenes de los superiores del recinto. Por supuesto que estos tipos de funcionarios debe saberse todo lo relativo a los derechos y deberes de los reos y de las  normas que rigen en el centro.

En cuanto a las ventajas a la hora de trabajar como ayudante de instituciones penitenciarias, son las siguientes:

  • Al tratarse de un funcionario público, el trabajo es bastante estable y para toda la vida.
  • El salario es otro de los grandes atractivos de los ayudantes de instituciones penitenciarias. Se gana unos 2200 euros brutos al mes, siendo un sueldo bastante alto para la categoría a la que pertenece.
  • El horario puede considerarse otra de las grandes ventajas de este cargo. La persona que trabaja en este puesto no llega a las 40 horas semanales. En concreto son unas 37 horas a la semana que se pueden agrupar y de esta manera poder librar un día a la semana.

funciones-ayudantes-instituciones-penitenciarias

Áreas que comprende el cargo de ayudante de instituciones penitenciarias

Dentro del citado cuerpo, hay una serie de áreas específicas en el que el ayudante va a realizar un conjunto de actividades con características propias las unas de las otras:

  • La primera de las áreas es la que se denomina vigilancia exterior. Es el colectivo de trabajadores más amplio dentro de la cárcel y su labor es la de encargarse de la vigilancia y el control de los internos del centro. A su vez se pueden dividir en dos grupos:
  1. Uno denominado V1 y suelen trabajar todos los días del año haciendo turnos y rotaciones. Su sueldo es el más elevado dentro de todos los trabajadores y su labor no es otra que la de mantener el orden dentro de la cárcel y que los presos cumplan las normas establecidas.
  2. El segundo grupo es el V2 y no suelen trabajar de noche. Son unos sueldos mucho más bajos que en el caso del V1 y su labor es la vigilar aquellas zonas del centro que están fuera de los módulos como es el caso del aula de descanso o la deportiva.

PRISIONES-MADRID-TRABAJA_2054804542_6508451_1300x731

  • La segunda de las áreas es la que se denomina mixta. Como su mismo nombre indica, tales trabajadores van a llevar a cabo tareas de tipo administrativas aunque también mantienen el contacto directo con los internos. Pueden realizar tareas relativas a la cocina del centro o al mantenimiento de las diferentes instalaciones. El sueldo de estos trabajadores es mucho menor que los de la primera área.
  • La tercera área hace referencia al trabajo de oficina, por lo que sus trabajadores realizan de una manera exclusiva actividades administrativas y no tienen ningún tipo de contacto directo con los internos. No están dentro del centro y su retribución es mucho menor a la de los trabajadores que mantienen contacto directo con los reos.

En definitiva, el trabajo de ayudante de instalaciones penitenciarias tiene poco que ver con lo que aparece en las películas. Se trata de un trabajo menos peligroso de lo que pueda parecer a primera vista, aunque de vez en cuando existan sus riesgos. El sueldo es realmente atractivo y son pocas las pegas que se pueden poner a tal cargo. Por si esto fuera poco, el Estado suele ofertar todos los años un gran número de plazas, por lo que no tienes ningún tipo excusas para intentarlo.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Un comentario, deja el tuyo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

  1.   Sandra dijo

    Mi nombre es sandra, muy interesante la nota, pero demasiada escueta, no estoy de acuerdo con su forma de explicar la funcion del ayudante penitenciario. Soy de la Republica Argentina, soy agente penitenciario desde hace veinte años, aqui realizamos todas los tipos de tareas mencionadas anteriormente, el sueldo es muchisimo menos del que nombra en un principio en forma general, ya sea Guardia Interna y/o externa, administrativos, educadores, profesionales de la salud, y tambien depende de las jerarquias en funcion. Es un trabajo donde uno tiene que tener vocacion de servicio, pero no escapa a lo que se muestra en las peliculas, ya que las peliculas muestran en ciertas formas la realidad. en su nota le esta realizando como si fuera una guia turistica al mejor precio, pero la realidad es otra. Estamos hablando que son seres humanos los que estan alojados alli, con sus problemas y conflictos y que uno como agente, debe tener responsabilidad, dedicacion, vocacion, hacer cumplir los reglamentos pero sobre todo la ley, con respeto y honestidad.
    Como agente penitenciario, mi funcion principal es resguardar la vida del interno dentro del establecimiento penitenciario hasta que el juez dictamine su libertad.