Razones equivocadas para estudiar en una universidad a distancia

estudiar en la universidad a distancia

Estudiar una carrera en una universidad a distancia u online puede sonar muy atractivo para muchas personas, pero si lo haces, tienes que asegurarte de hacerlo por los motivos correctos. Muchas personas que deciden inscribirse en este tipo de universidad y pagan su matricula se decepcionan porque la experiencia académica universitaria no era lo que estaban esperando.

Existen algunas razones buenas para querer ser un estudiante universitario a distancia u online, como la oportunidad de equilibrar el estudio, el trabajo y la familia. Pero si te inscribes en este tipo de universidad por las razones equivocadas entonces es posible que acabes teniendo frustración, ansiedad… y que pierdas tu tiempo y tu dinero. En cambio, estas son las peores razones por las que podrías escribirte en una universidad a distancia u online.

Crees que será más fácil

Si crees que obtener un título en Internet va a ser pan comido, olvídalo. Cualquier programa legítimo y acreditado cumple con los estándares estrictos con respecto al contenido y el rigor de sus cursos online.

Muchas personas en realidad encuentran que las clases online son más desafiantes porque sin una clase regular en persona para asistir, puede ser difícil encontrar la motivación para mantenerse al día y mantenerse al día con el trabajo… Se necesita mucha constancia y organización para poder cumplir con los tiempos y llegar a todo.

estudiar una carrera a distancia

Crees que es más barato

Las universidades online no son necesariamente más baratas que sus contrapartes en edificios físicos. Si bien no tienen los gastos generales de un campus físico, el diseño del curso puede ser costoso y encontrar profesores que sean buenos en la enseñanza y tecnológicamente competentes puede ser un desafío.

Es cierto que algunas universidades online son muy asequibles. Sin embargo, otras cuestan el doble que las universidades físicas. Cuando se trata de comparar universidades, juzga a cada institución individualmente y vigila las tarifas ocultas de los estudiantes.

Crees que será más rápido

Si una escuela te ofrece un diploma en unas pocas semanas, puedes estar seguro de que te están ofreciendo un pedazo de papel de una fábrica de diplomas y no de una universidad real. El uso de un “grado” de la fábrica de diplomas no solo es poco ético, sino que también es ilegal.

Algunas universidades online ayudarán a los estudiantes a transferir créditos u obtener créditos según el examen. Sin embargo, las universidades acreditadas no te dejarán pasar por las clases ni obtendrás crédito basado en una “experiencia” no comprobada.

Quieres evitar interactuar con la gente

Si bien es cierto que las universidades online tienen menos interacción personal, debes darte cuenta de que la mayoría de las universidades de calidad ahora requieren que los estudiantes trabajen con sus profesores y compañeros hasta cierto punto. Para que las universidades puedan recibir ayuda financiera, deben ofrecer clases online que incluyan una interacción significativa en lugar de servir como versiones en línea de los cursos por correspondencia.

Eso significa que no puedes esperar simplemente entregar las tareas y obtener una calificación. En lugar de esto deberás estar activo en los foros de discusión, foros de chat y trabajo de grupo virtual.

Quieres evitar todos los requisitos de educación general

Algunas universidades online se comercializan para profesionales que trabajan y desean evitar tomar cursos que no suelen gustar tanto. Sin embargo, para mantener tu acreditación, las universidades online deben requerir al menos una cantidad mínima de cursos de educación general. Es posible que puedas escapar sin esa clase que no te gusta nada, pero planea tomar lo básico que te pedirían en cualquier otra universidad.

Publicidad engañosa

Una de las peores maneras de decidir asistir a una universidad en línea es rendirse a las llamadas continuas de sus campañas de telemarketing. Algunas de las universidades con menos reputación llamarán docenas de veces para alentar a los nuevos inscritos a que se inscriban por teléfono. No caigas en ello. Asegúrate de hacer tu investigación y confía en que la universidad que elijas es la adecuada para ti.

La universidad online te promete cosas

¿Cursos gratuitos? ¿Un nuevo ordenador portátil? Olvídalo. Todo lo que una universidad te promete para inscribirte simplemente se añade al precio de tu matrícula. Una escuela que promete aparatos tecnológicos probablemente deberías hacer una buena investigación para evitar pagar más de lo que debes. Lee siempre la letra pequeña antes de decidirte.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.