Razones para estudiar en una biblioteca

Razones para estudiar en una biblioteca

Estudiar no tiene porqué ser un trabajo en solitario en el escritorio de nuestra casa. Hay quien esta medida y hacerlo de esta forma le viene genial, sin embargo, hay otras personas que necesitan sentir ese “calor” humano y de apoyo a la hora de estudiar para concentrarse mejor.

Si siempre estás diciendo que vas a ir a la biblioteca pero nunca te decantas a hacerlo, hoy vamos a darte alguna razones para estudiar en una biblioteca en compañía de más gente como tú.

¿Por qué estudiar en una biblioteca?

  • Como decíamos anteriormente, en una biblioteca no te sientes tan “solo” o “sola” frente a la de decenas de folios de apuntes o frente al libro que toca estudiar. Hay mucha más gente haciendo lo mismo que tú, concentrada, inmersa en sus libros y esquemas, y esa compañía, aunque a priori pueda parecer una tontería, te hace sentir acompañado. Te hace sentir que no estás tan solo en esto del estudio y que hay más gente “sacrificando” horas de diversión con familia y amigos por un bien a largo plazo y futuro.
  • Puedes quedar con tus compañeros/as de clase para llevar un ritmo de estudio igual o similar y comparar apuntes, temario, etc. Además, al estudiar en compañía de los tuyos, podéis hacer los mismos descansos y charlar de todo y nada mientras te tomas un café y haces un parón en el estudio. Este momento de evasión y de compañía de tus compañeros y amigos te hará volver con más ánimo y concentración a la “ardua” pero gratificante tarea del estudiante.
  • Y para mí, el punto más a favor que tienen las bibliotecas frente al hogar, es que sin duda tendrás muchas menos distracciones. Sí, puedes despistarte con una mosca que pase, o mirando entrar y salir a la gente que acude a estudiar, pero no tendrás televisión, no tendrás a la familia interrumpiéndote, no tendrás ganas de ir al baño cada dos por tres o de levantarte para picar algo a la nevera. En las bibliotecas tendrás un riguroso seguimiento de tu horario de estudio, bastante más que puedes tenerlo en casa.

Pero para gustos los colores. Como decíamos al principio de este artículo, hay gente que necesita la soledad de su habitación y escritorio para estudiar mejor y otras que prefieren los lugares llenos de gente que esté haciendo su misma labor. ¿De qué tipo eres tú?

Te puede interesar

Categorías

Consejos

Carmen Guillen

Cosecha del 84, culo inquieto de mal asiento y con múltiples gustos y aficiones. Estar al día en cursos es una de mis prioridades: nunca se deja de... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *