Técnicas de relajación para aliviar el estrés

técnicas de relajación

El estrés nunca te ayudará a hacer las cosas bien, por eso siempre es buena idea conocer algunas técnicas de relajación para que puedas manejar mejor los momentos de estrés que te puede presentar la vida. Lo habitual es que sientas momentos de estrés con cosas relacionadas con tu formación, estudios o tu trabajo, aunque también puede ser que sientas estrés en algunos momentos cotidianos de tu vida.

Por todo esto, resulta necesario que se tengan en cuenta algunas técnicas de relajación para poder echar mano de ellas siempre que lo necesites, puesto que te ayudarán a relajar tu mente y tu cuerpo. No pierdas detalle y escoge la técnica o técnicas que mejor vayan contigo y que mejor te hagan sentir en cada momento.

Meditación

Con tan solo unos minutos de meditación al día podrás conseguir aliviar la ansiedad. Existen investigaciones que dejan claro que la meditación todos los días puede alterar el cerebro y lo hace más resistente al estrés. Es sencillo, solo tienes que sentarte con los dos pies en el suelo, cerrar los ojos y centrar tu atención en un mantra o en tu respiración -si quieres decir un mantra puedes hacerla en voz alta o en tu mente-. Un manta positivo puede ser ‘me siento en paz’ o ‘cada vez estoy mejor y mejor’. Coloca tu mano en el abdomen para sincronizar el mantra con tus respiraciones. Deja que los pensamientos que te distraen floten, pasen y se marchen. 

técnicas de relajación

 

Respiraciones profundas

Toma un descanso de 5 minutos cada día y concéntrate únicamente en tu respiración. Siéntate con la espalda recta, los ojos cerrados y pon una mano en tu vientre. Inhala lentamente por la nariz y siente el aliento en tu abdomen, trabaja hasta que lo notes en la cima de tu cabeza. Revierte el proceso a medida que exhalas a través de la boca. 

Las respiraciones profundas pueden contrarrestar los efectos del estrés y disminuir la frecuencia cardíaca y reducir la presión arterial.

Estar presente

La vida no tiene que ser tan estresante y es necesario tomarla más despacio. Encuentra 5 minutos y céntrate en una sola conducta: tu conciencia. Observa cómo sientes el aire en tu cara cuando caminas por la calle o cómo tus pies golpean contra el suelo. Disfruta de la textura y el sabor de tu comida cuando la estás comiendo. Disfruta de un abrazo de alguien que quieres y de cada segundo que dura…

 

Cuando uno pasa tiempo en el momento y te centras en tus  sentidos, te darás cuenta cómo la vida no tiene que ser tan estresante… Y lo mejor, te sentirás vivo.

Sintoniza cuerpo y mente

Escanea mentalmente tu cuerpo y tu mente para tener una idea de cómo el estrés afecta cada día a tu vida. Acuéstate boca arriba en la cama o siéntate con los pies en el suelo. Comienza notando tus dedos de los pies y sigue parte por parte del cuerpo hasta que llegues a la cabeza, nota cada parte de tu ser mientras lo combinas con respiraciones profundas. Notarás cómo sientes el cuerpo.

Basta con tener en cuenta los lugares que te  sientes más tenso o flojo para intentar mejorar la sensación de tu cuerpo. Durante 1 a 2 minutos, imagina que cada respiración profunda fluye en esa parte del cuerpo. Repite este proceso moviendo el foco a su cuerpo, prestando especial atención a las sensaciones que se sienten en cada parte de tu cuerpo.

técnicas de relajación

Ríe

La risa es una buena técnica de relajación y que siempre funciona. Una buena risa de vientre aligera la carga mental, reduce el cortisol, la hormona del estrés que existe en tu cuerpo y aumenta en el cerebro sustancias químicas llamadas endorfinas, que te ayudarán a estar con mejor estado de ánimo. Puedes reír viendo vídeos de risa, una comedia favorita o libros de risa. También puedes conversar con alguien que te haga reír o leer chistes.

Ser agradecido

Si existe algo que te ayudará a mantener el estrés a raya, sin duda es el ser agradecido. Para conseguirlo solo tendrás que tener un diario de gratitud para ayudarte a recordar todas las cosas buenas que hay en tu vida. Intenta llevar ese bloc de notas o libreta siempre contigo. Ser agradecidos por lo que ocurre en tu vida anula automáticamente los pensamientos negativos y las preocupaciones. 

¿Quieres aprender idiomas?
Saber idiomas es una aptitud fundamental para desarrollar tu futuro profesional. Si quieres más información, aquí la encontrarás:
Aprender idiomasAprender idiomas viajando
Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *