¿Tiene sentido abandonar los estudios?

A primera vista, abandonar los estudios puede ser una idea terrible. La perspectiva para los que abandonan la escuela secundaria o cualquier otro estudio es considerablemente más sombría que para los adolescentes que terminan su educación.

Los adultos que tienen más de 30 años, quienes nunca terminan la escuela secundaria ganan menos dinero al año en sus trabajos que aquellos que sí acabaron la escuela secundaria o estudios superiores.

Los abandonos son más propensos en aquellos chicos y chicas que viven en hogares con padres desempleados o que necesitan asistencia social. Las estadísticas de encarcelamiento también son alarmantes, dos tercios de los reclusos en prisiones son personas que abandonaron sus estudios antes de acabar la educación secundaria obligatoria.

Actores o músicos

Hay algunos casos en los que abandonar o retrasar la finalización de una educación tradicional tiene sentido. Los jóvenes músicos, bailarines o actores que ya están realizando carreras profesionales en la adolescencia pueden encontrar el día escolar estándar difícil de manejar.

Incluso si las horas escolares no están en conflicto, el ascender a una clase de las 8 am puede ser imposible para alguien con conciertos nocturnos regularmente.La mayoría de esos estudiantes y sus familias optan por tutores privados o programas de estudio independientes que les permiten graduarse a tiempo.

Algunos estudiantes optan por diferir su educación por un semestre, un año o más cuando los compromisos profesionales requieren viajes u horas excesivas. Esa es una decisión que una familia necesita sopesar cuidadosamente. Muchos jóvenes actores y músicos han tenido que hacer esto y no significa que deba ser un problema en su futuro.

Salud y escuela

Los problemas de salud también pueden requerir una pausa en la educación mientras una persona debe sanar, controla su condición de salud física o mental, o encuentra un camino alternativo.

Desde el tratamiento de enfermedades graves como el cáncer u otras enfermedades hasta el manejo de la depresión, la ansiedad u otros problemas psicológicos, la escuela a veces puede convertirse en algo secundario en la búsqueda de una buena salud. Una vez más, la mayoría de los adolescentes y sus familias optan por tutores o programas de estudio independientes que se pueden realizar de manera privada o bajo los auspicios de un distrito de escuelas secundarias públicas, pero no es vergonzoso tener que dejar a los estudios académicos en espera para atender a los más apremiantes problemas de salud. La salud es lo primero en la vida, porque si ella ni se puede estudiar ni lograr un futuro profesional.

Otros motivos

Existen otras razones por las cuáles adolescentes y jóvenes abandonan los estudios académicos como por ejemplo:

  • Embarazo
  • Tener que trabajar
  • Apoyar a la familia económicamente
  • Cuidar de familiares dependientes
  • Ser madre o padre
  • Casarse

La buena noticia es que muchos de estos adolescentes o jóvenes que se ven obligados a tomar la decisión de dejar sus estudios antes de tiempo, cuando crecen y se convierten en adultos, los terminan. Terminan la Educación Secundaria Obligatoria, porque al madurar se dan cuenta de la importancia que tiene para su futuro poder contar con este título. Se requiere para cualquier trabajo y además, si se quiere mejorar las condiciones del futuro será aún más importante para poder acceder a estudios superiores que le abran puertas en el futuro.

Cuando se decide abandonar los estudios, es necesario sopesar los pros y los contras de hacerlo. Saber si es buena idea en un momento determinado hacerlo o si es mejor encontrar otras vías para poder hacer las cosas mejor. Es necesario tener en perspectiva todo el tiempo el futuro y escoger las opciones que mejor se adecuen en el momento determinado, teniendo en cuenta las circunstancias, pero sin perder de vista que el futuro también debe cuidarse.

Un camino tradicional hacia un diploma de escuela secundaria no es necesariamente el adecuado para todos, y una vez que se haya calmado el impacto inicial de la idea, puede llegar a la conclusión de que sería mejor para seguir un buen camino actual independiente hacia la edad adulta. Eso no significa que no debas buscar una ruta alternativa a un diploma. Necesitarás tiempo para considerar qué camino escoger, con el conocimiento de que estás listo para alcanzar el objetivo de completar tu educación. Busca el camino que necesites y si no sabes hacia dónde ir , habla con un psicopedagogo que pueda orientarte.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.