Tomarse un año sabático después de estudiar no es una idea tan descabellada

tomarse-un-ano-sabatico-despues-de-estudiar

La idea de tomarse un año sabático nunca ha estado bien vista, y mucho menos ahora que hay crisis, que hay mucho paro, que la gente se está yendo del país para trabajar en el extranjero, etc, etc. Por lo tanto, tomarse un año sabático después de estudiar es como una locura que muchos consideran una pérdida de tiempo muy valioso que no puedes desaprovechar porque habrá otros con tu misma edad que tendrán mucha más preparación que tú o mucha más experiencia laboral. Pero si lo pensamos fríamente, hay muchos casos en los que tomarse un año sabático después de estudiar no es una idea tan descabellada.

Aquí algunos ejemplos:

  • Mario ha terminado Bachillerato y no sabe qué estudiar, no lo tiene claro porque no siente vocación por ninguna profesión.
  • Clara ha terminado el grado que estudiaba gracias a su trabajo en horas extras y después de varios años estudiando a la misma vez que trabajaba, está cansada y necesita de un merecido descanso.
  • Javier, no sabe qué estudiar pero además desde que es voluntario de la Cruz Roja siente unas ganas tremendas de hacer algún voluntariado en el extranjero. También sabe que una vez empiece el grado que decida será estudiar a tiempo completo. Es ahora o nunca…

Son sólo 3 ejemplos de tres situaciones que bien podrían darse en la realidad de diferentes personas, entonces: ¿Por qué no iba a ser buena idea tomarse un año sabático? A continuación os dejamos con las ventajas de tomar esta decisión en determinados casos.

Ventajas de tomarse un año sabático

  • Ganarás experiencias si creas esas experiencias: hazte voluntario de una ONG, viaja con el fin de ayudar a un grupo de personas, etc. Este tipo de experiencias difícilmente las tendrás si estudias o trabajas.
  • Aprenderás a ser más autosuficiente y a superar los retos que la vida te vaya poniendo. Si viajas, si creas esas experiencias que te aconsejábamos en el punto anterior, la vida te pondrá en ciertas tesituras que deberás superar solo/a.
  • Hacer nuevos amigos-contactos (‘networking’) que posiblemente en un futuro te serán de ayuda a la hora de encontrar trabajo, conocer más gente, conocer nuevas culturas, etc.

Tomarse un año sabático no es permanecer quieto y únicamente descansar… Tomarse un año sabático es emprender, buscar aventuras de las que sacar provecho, conocer a gente que te abra la mente y tu forma de pensar, etc.


Categorías

Consejos

Carmen Guillen

Cosecha del 84, culo inquieto de mal asiento y con múltiples gustos y aficiones. Estar al día en cursos es una de mis prioridades: nunca se deja de... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *