Tomarse un año sabático antes de empezar la universidad

Un estudio que ha sido realizado por la Facultad de Educación y Trabajo Social de la Universidad de Sydney, muestra que tomarse un año sabático antes de comenzar la universidad resulta muy positivo en el rendimiento académico del alumno que tiene una mejor disposición hacia los estudios que aquellos alumnos que empezaron las clases en la universidad tras finalizar su etapa en el instituto. Los resultados de esta investigación han sido realizados por la revista Higher Education.

Además, este estudio también muestra que obtener buenas notas los seis primeros meses de universidad, crea una tendencia positiva en la que el alumno también afronta con éxito los exámenes en los próximos cursos.

Tomarse un año sabático antes de empezar la universidad puede ser muy efectivo para renovar la motivación según afirma este estudio. Más allá de los datos, desde un punto de vista real, es mejor esperar a tener un año sabático cuando ya cuentas con años de experiencia profesional a tus espaldas. La juventud es sinónimo de energía, de sueños por cumplir y de ganas de abrir nuevas puertas. Lo cierto es que más allá de la dureza de la vida universitaria, el nivel de exigencia personal es mayor todavía en la etapa laboral.

El descanso es un premio al esfuerzo y tampoco es cuestión de convertir en un acto heroico terminar el instituto.


Categorías

Noticias

Maite Nicuesa

Licenciada y Doctora en Filosofía. Experta en Coaching y PNL. Trabajo como redactora de medios digitales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *