El trabajo duro como clave del éxito

Cinco consejos para disfrutar de tu trabajo

Es posible que seas una persona trabajadora, de las que trabajan duro durante toda su jornada laboral, hasta el punto que te cuesta sentarte y relajarte diariamente. Quizá no tengas tiempo de ver la televisión, ni de leer… ni de dormir bien. Es posible que te despiertes antes de tiempo y que quieras aprovechar el día al máximo porque ‘perder el tiempo’ para ti puede ser un ‘pecado mortal’.

Sin darte cuenta tienes los horarios repletos de tareas interminables y todo organizado. Una organización que te ayuda en las tareas diarias pero que a veces, aunque te cueste admitirlo, te agobia y estresa. Pero tener una vida bien organizada te puede ayudar también a que no dejes de lado tus momentos de ocio y diversión. Eres un ser humano. Pero la realidad es que el trabajo duro sigue siendo importante. Recuerda que el trabajo más inteligente no siempre tiene que ser el más difícil… porque sino, no funciona. 

Hacer largas pausas disminuye la productividad

Cuando tienes mucho trabajo que hacer, tomar descansos cortos es una necesidad para recuperar las energías, ya que te ayuda a despejar la mente, a mejorar tu enfoque y a darle a tu cerebro un descanso sano y aceptable. Pero en cambio, si tus descansos son demasiado largos y no te ayudan a recuperar tu capacidad para enfocar tu atención, te sientes más perezoso… Entonces es posible que te sientas tentado/a a relajarte demasiado y a trabajar más al día siguiente… Pero esto es incorrecto, porque se llama pereza. 

Cómo superar el síndrome de la adicción al trabajo

Los descansos demasiado largos despiertan la pereza y si permites que te controle será muy difícil volver a ser productivo y permanecer así durante el día. Ten en cuentas que no podrás avanzar en tu trabajo si estás mirando todo el tiempo el Facebook o publicando imágenes en Instagram. Es necesario trabajar duro para lugar el éxito.

Tu trabajo puede ser de mala calidad

No importa qué tipo de trabajo haces diariamente, si no inviertes tiempo en él, los resultados serán poco adecuados (por no decir que tendrán resultados miserables).  Las personas que trabajan de forma más inteligente pero no más difícil tenderá a hacer las cosas lo más rápido posible sin prestar suficiente atención a la calidad de su trabajo.

El mal desempeño en el lugar de trabajo puede dejar que te sientas atrapado en la misma posición durante años. Nadie te paga por trabajar más de 8 horas, pero tratar de exprimir diez proyectos críticos en un día es poco realista. Deberás ser realista para poder trabajar inteligentemente, y saber hasta dónde puede llegar dependiendo de las circunstancias diarias. Abarcar mucho de forma poco realista puede que te haga hacer un trabajo de mala calidad. Tu objetivo puede ser hacer menos, pero de una calidad mucho mayor.

El trabajo duro siempre vale la pena

No quiere decir que tengas que hacer todo lo que te pide tu jefe y que cargues con responsabilidades que no te corresponden… Ni mucho menos. Quiere decir que tengas ganas de trabajar duro para conseguir buenos resultados, es decir, que el trabajo duro dé sus frutos… Pero no que seas el que más trabaja en toda la oficina por el mismo sueldo.

trabajar en otro pais

La experiencia te ayudará a ser más experto en el campo en el que te mueves actualmente, además tendrás posibilidades de conseguir un trabajo que se adecue a tus habilidades y que el sueldo, también esté equiparado a ello. Si te piden un trabajo extra puedes pensar si será algo que te ayude en el futuro a mejorar y a conseguir mejores resultados en tu carrera profesional. Si es así, hazlo… Si no, no lo hagas (y el dinero que te ofrezcan por hacerlo también es importante aunque la experiencia lo es aún más).

El trabajo duro es la clave del éxito, pero no debes perder de vista que tú eres una persona que también necesita descansar y reponer tus energías. Para conseguir buenos resultados en tu trabajo deberás trabajar duro pero sobre todo, poner amor y sentimiento en todo lo que estás haciendo. Disfrutar de las horas que dedicas a tu trabajo y hacerlo para conseguir dinero, claro… Pero sobre todo para conseguir crecer personal y laborablemente. ¿Trabajas así?


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *