Al finalizar la E.S.O. los alumnos españoles tienen un nivel de inglés bastante bajo

La incorporación de los programas de enseñanza bilingüe en España (entendiéndose como tal la impartición de materias – no lingüisticas- en lengua extranjera) es ya una sólida realidad que se espera se instaure en los próximos años en la mayor cantidad posible de centros de Enseñanza.  Sin embargo, en la actualidad, los estudiantes españoles bilingües de inglés llegan al final de la E.S.O. con un nivel bastante malo, según se desprende del último estudio presentado por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte español y llevado a cabo por la U.E a través de su programa de Estudio Europeo de Competencia Lingúística.

El sondeo quiso recabar suficientes datos comparativos y para ello utilizó una muestra representativa compuesta por un total de 53.000 alumnos de catorce países de la Unión Europea, todos ellos estudiantes bilingües de una lengua extranjera entre los idiomas inglés, alemán, francés, español e italiano. En nuestro país, con más de 7.500 alumnos participantes en el proyecto,  eran el inglés y el francés (este último también porque se estudia como asignatura optativa) los idiomas sometidos a examen. La prueba consistía en conocer tres aspectos básicos referidos al dominio de una lengua: la comprensión lectora, la comprensión oral y la escritura.

Un porcentaje nada desdeñable de los alumnos españoles de cuarto curso de la E.S.O. de la muestra total (el 31%)  obtuvieron una muy baja calificación en comprensión oral inglesa, no llegando ni siquiera al nivel A1. En lo que a comprensión lectora se refiere fue el 58% el que tampoco alcanzó este nivel , mientras que al respecto de la facilidad para expresarse de modo escrito tan solo el 9% se mostró desenvuelto en lo que podría equipararse a un nivel B2.

Al respecto del francés, hay mejores resultados. Curiosamente, España se sitúa en el tercer lugar (solo por detrás de los Países Bajos y Bélgica) en lo que a nivel se refiere de los tres aspectos básicos de comprensión oral y lectora y expresión escrita respectivamente de una lengua extranjera.

Te puede interesar

Escribe un comentario