Años nuevos, hábitos nuevos

Teléfono móvil

No podemos negar que, con el avance de los años, los estudios han ido cambiando ligeramente. No sólo se han modificado las temáticas que se imparten, sino que también se han puesto en marcha nuevos métodos, tanto de enseñanza como de aprendizaje. Se podría decir que se han puesto en marcha hábitos completamente nuevos que están sorprendiendo incluso a los más profesionales en la materia.

Una de las cosas que más sobresalen en los tiempos en los que estamos es el hecho de que las nuevas tecnologías estén proporcionando un conocimiento sin precedentes. Si antes los alumnos se limitaban a leer lo que había en los libros (información que siempre estaba controlada), gracias a Internet los conocimientos se han expandido y ya tenemos acceso a puntos de vista que antes estaban completamente prohibidos, y que incluso se censuraban.

Por supuesto, esto ha tenido consecuencias muy directas sobre los alumnos. Aunque haya hábitos nuevos, también se han creado problemas que, en muchas ocasiones, todavía no somos capaces de evitar. Lo mejor sería que hubiera una educación al respecto. Unas enseñanzas que los docentes apenas son capaces de dar, en la mayoría de ocasiones. ¿Cómo puede un profesor que no tiene WhatsApp enseñar sobre el programa? No obstante, poco a poco todos irán aprendiendo a utilizar los nuevos recursos que están disponibles.

Aunque las nuevas tecnologías estén entre nosotros desde hace relativamente poco tiempo, la verdad es que la gente está aprendiendo mucho a utilizarlas, por lo que poco a poco irán sabiendo manejarlas de una mejor manera, evitando los peligros que tienen.

Te puede interesar

Escribe un comentario