Cómo afrontar los exámenes con éxito

Exámenes

Nos acercamos a una época peligrosa y temida por los estudiantes: los exámenes. Esas pruebas donde todos nuestros conocimientos teórico-prácticos que hayamos aprendido o no tienen que salir a la luz para conseguir una buena nota.

Hoy os indicamos cómo afrontar los exámenes con éxito de la mano del Dr. Javier Lavilla, especialista de la Clínica Universitaria de la Universidad de Navarra,  que afirma que “en el estudio influyen factores externos que pueden hacer dicha tarea más cómoda y eficaz. Mejorar las condiciones en las que estudiamos nos permitirá realizar esta tarea con menos esfuerzo o cansancio”.

Si queréis mejorar vuestra concentración y dar el último ataque a esos apuntes que tan de cabeza os traen no dejéis de leer los siguientes consejos que os ofrecemos. No tienen desperdicio:

El lugar de estudio

Aunque aquí existan preferencias individuales (habitación, biblioteca), yo personalmente la biblioteca la dejaba para hacer apuntes y esquemas y en la habitación es donde mejor estudiaba posteriormente esos esquemas, el profesor Javier Lavilla nos indica que sea cual sea el lugar elegido, este debe tener algunos mínimos requisitos. Conviene que haya un ambiente que invite a la concentración y evite la dispersión. Es recomendable que esté bien ventilado e iluminado (luz solar o artificial). Por supuesto, el ruido ambiental debe ser mínimo.

Nuestra mesa o escritorio de estudio

La altura de nuestra mesa de estudio debe permitirnos una postura cómoda y adecuada para el estudio, evitando las posturas inclinadas. Los brazos deben descansar sobre la superficie, formando el codo un ángulo de 90º y es conveniente situar la mesa de estudio frente a una pared o ventana sin vistas para evitar las distracciones.

La silla de estudio

Según el Dr. Javier Lavilla, lo ideal es que la silla en la que estudiemos pueda regularse en altura y apoyo lumbar. Es un elemento muy importante a la hora de evitar la aparición de una sensación de fatiga precoz. El objetivo es obtener una posición erguida, con la espalda recta, para lo cual es beneficioso un apoyo lumbar que facilite esa posición. Si la silla obliga a estar inclinados continuamente, pueden desencadenarse molestias musculares.

La luz del flexo o habitación de estudio

El foco de luz debe estar situado por encima de la cabeza, de tal forma que ilumine verticalmente la zona de estudio o de atención de la mirada. La bombilla más recomendable es la azul, que emite una luz completamente blanca. Su potencia puede estar limitada por la propia lámpara, aunque con 60 W suele ser suficiente. Una potencia excesiva generará demasiado calor.

Para más información, no dejes de visitar este enlace donde sigue explicándonos el cuidado que debemos tener con ciertos estimulantes para la aumentar la concentración y la duración del estudio y demás puntualizaciones.

Te puede interesar

Escribe un comentario