Cómo mantener la motivación en época de oposiciones

studentin arbeitet erfolgreich von zu hause

Cuando decides que te vas a preparar a una oposición (sin importar cuál sea), incluso antes de ponerte a estudiar o de colmar de alegría a tus familiares al decírselo, ya te habrás convertido en opositor. No es fácil se opositor, y no sólo es “aprobar unos exámenes”. Ser opositor es una constante, es tener una meta y querer llegar hasta el final. Un final que podrás conseguir con tesón si te lo propones, si quieres conseguir tus metas y además tener un trabajo fijo para toda la vida.

Empezar a estudiar parece que no es complicado, pero tendrás que saber cómo, el qué, cuándo y con quién. Además de saber cómo, también tendrás que mantener la motivación tiempo suficiente como para llegar a tu meta y que los altibajos que puedas encontrar por el camino simplemente sean pequeños obstáculos que no te aparten de tu meta en ningún momento. Si has decidido de forma voluntaria ser opositor, entonces no tendrás que fallar a tus principios.

Por eso hoy quiero darte algunos consejos para que no te falte esa motivación en todo momento. Y para tener una buena motivación, tendrás que saber cómo hacer las cosas, por eso hoy quiero hablarte de todo esto.

Lo primero que tienes que saber que decidir hacer una oposición es una de las decisiones más importantes que puedes tomar en tu vida, ya que aunque a corto plazo todo se reduce en estrés y ansiedad, a largo plazo puede suponer un gran éxito laboral gracias a todos tus esfuerzos en el estudio y para aprobar la oposición. Pero cuando te encuentras en pleno proceso de estudio, mantener la motivación no es para nada una tarea fácil y sencilla.

motivado estudios

Tus emociones pueden ayudarte o ponerte toda una carrera de obstáculos, por lo que tendrás que ser más listo que todo eso e intentar que tus emociones te ayuden a que todo vaya por dónde tiene que ir. Es normal que en algún momento tengas momentos de caída o que pienses que no llegarás nunca a la meta, pero con tesón y seguridad en ti mismo/a, te darás cuenta como el camino no es tan complicado.

Recuerda que para conseguir el éxito siempre hay una lucha detrás para conseguir los objetivos, y si consigues mantenerte motivado/a para hacerlo, los momentos difíciles se quedan en recuerdos que contar a las personas para explicarles tus hazañas.

Lo primero que te recomiendo para alcanzar tus metas y que te mantengas motivado todo el tiempo es que te imagines que ya has aprobado las oposiciones y que tienes tu plaza. Visualizar tus objetivos ya conseguidos te ayudará a verlo más cerca, y también, a buscar el camino correcto para conseguirlo. Visualízate en positivo, así seguro que harás lo imposible para lograrlo.

Tu actitud también tendrá un papel primordial, tendrás que llenar tu mente de mensajes positivos y de ánimo hacia ti mismo, si es necesario ponte auto-mensajes por todos lados para leerlos en momentos de decaída. Hazme caso porque funcionan, ¡y te gustará leerlos siempre que te necesites a ti mismo!

También es importante que tengas otra cosa muy clara: estudiar unas oposiciones significa hacer sacrificios en la vida. Estos sacrificios dependerán según el estilo de vida que tengas, si eres madre o padre, si tienes muchas aficiones, si te gusta salir con los amigos… Si quieres conseguir unos buenos hábitos como opositor tendrás que hacer sacrificios para poder seguir tu plan de estudios.

motivacion estudios

 

En esta etapa de tu vida será probablemente, la época más dura de toda tu vida y más si tienes hijos y un trabajo con el que compaginar tus estudios. Debes saber que la motivación en este caso también será imprescindible, pero sobre todo, tendrás que valorar si realmente te conviene presentarte a una oposición o sería demasiado estrés y ansiedad para tu vida actual. Es una decisión muy personal que no siempre es fácil de tomar, pero siempre tendrás que creer en ti.

Pero recuerda, que si te pones a ello, alguna vez tendrás que hacer sacrificios que probablemente te harán sentir mal o con desmotivación, pero serán en esos momentos clave que deberás recordar tus logros, visualizarte de nuevo con tu meta conseguida y leer las notas auto-motivadoras una y otra vez. Aunque te aconsejo que cada día de estudio, al finalizar el día te des un capricho que te guste… será como una pequeña recompensa diaria.

Te puede interesar

Escribe un comentario