Cursos de verano para niños

Con el verano llega el tan ansiado momento del descanso para los niños, pero tanto tiempo de ocio hay que llenarlo también de actividades didácticas que les aporten conocimientos no solo para el nuevo curso, sino que les sean también útiles para cuando lleguen a la edad adulta. La imposibilidad de muchos padres de no poder compartir con sus hijos todas las horas libres de estos durante el día provoca que con mayor frecuencia, cada año, los niños pasen un buen período del tiempo estival en cursos de verano.

En general puede hablarse de tres tipos diferentes de cursos de verano. Por un lado están aquellos enfocados a recuperar materias no aprobadas o reforzar aquellas en las que el rendimiento ha sido notablemente inferior (inglés, matemáticas, …). Con esto se gana en tiempo para el curso siguiente y se adquiere un nivel importante de cara a afrontar una mayor complejidad en esa asignatura. Luego están aquellos que siendo también de materias de clase establecen un nivel menos “formal”. Son, por ejemplo, los referidos a enseñanzas musicales o plásticas.

Por último encontramos un grupo de cursos de verano cuyo fin es el de entretener y divertir, basados en actividades recreativas principalmente,  pero también con un objetivo claramente didáctico. Un ejemplo de esta última categoría de cursos son aquellos que se enfocan sobre todo en el hecho de que el niño/a entre en contacto con la naturaleza, observando especies animales, por ejemplo, pero con los que también pueda aprender a cuidar el entorno de manera responsable, el ciclo de vida de las especies vegetales, su hábitat, etc. , o también aquellos otros en los que se aprende a reciclar empleando la materia prima de utensilios y objetos muy comunes en cualquier hogar, mientras echan a volar la imaginación creando otros objetos diferentes y con una nueva utilidad.

A partir de aqui iniciaremos una serie de artículos donde desgranaremos otros aspectos importantes relativos a los cursos de verano enfocados a los niños.

Te puede interesar

Escribe un comentario