Empezando por el final

Libros

Coged un libro de texto y echadle un vistazo. Si lo véis con detenimiento, también veréis que siguen una determinada línea para que podamos aprender los conceptos de una manera más sencilla y facil. No obstante, también podemos saltarnos algunos temas, en el caso de que así lo consideremos necesario.

Pongamos un ejemplo. Empezamos a estudiar un libro de texto, pero hay algunas cosas que ya sabemos y no es necesario repasar. En este caso, tenemos la posibilidad de saltar dichos temas y, así, terminar antes. Por otra parte, también podemos leer más tiempo aquellos aspectos que no sepamos.

La pregunta es ¿y si empezamos por el final? Está claro que muchos libros nos permiten hacer eso, ya que lo que nos enseñan puede no estar relacionado. Incluso, existen algunos documentos que hacer un repaso por un montón de conceptos, dándonos también diversas oportunidades que podemos aprovechar de la manera que queramos.

Todo depende de cómo sean los libros. Si queréis hacer lo que os estamos comentando, lo mejor sería que en primer lugar le echaráis un vistazo global al libro. Así os podréis hacer una idea. Está claro que hay algunos que tendremos que comenzar por el principio, ya que si no nos perderemos conocimientos y conceptos muy importantes y completamente necesarios.

Al final, la decisión es vuestra. Pero, en todo caso, os animamos a que pongáis en práctica, en alguna ocasión, esta manera de estudiar. No nos extrañaría que averiguárais nuevas maneras de hacer las cosas o de aprender lo que más os gusta.

Te puede interesar

Escribe un comentario