No es recomendable juntar el ocio con los estudios

Ocio

Es algo que han hecho, hacen y harán muchos estudiantes en todo el mundo. Hablamos de mezclar el ocio con los estudios o, simplemente, de no concederle el tiempo necesario a nuestro cuerpo para que diferencie entre las dos cosas. Vamos a exponerlo con un ejemplo, ya que a primera vista podría parecer bastante lioso.

Imagináis que una noche salís de fiesta, pero a la mañana siguiente tenéis el tiempo suficiente para descansar y recuperar el sueño perdido. En esta situación no habría mayores problemas. Lo verdaderamente perjudicial sería si saliéramos a dar una vuelta, nos acostáramos tarde, y al día siguiente tuviéramos que ir a clase. Algo que sería bastante perjudicial para nuestro cuerpo.

¿Por qué decimos que no es recomendable juntar el ocio con los estudios? Básicamente, porque cuando hacemos las dos cosas de una forma incorrecta, nuestro cuerpo se ve perjudicado de diversas formas, haciendo que no podamos estudiar con normalidad y, por lo tanto, afectando a la calidad de nuestros resultados.

No hay muchas cosas más que decir. Juntar el ocio con los estudios no es recomendable, por lo que os aconsejamos encarecidamente que no lo hagáis, ya que podríais caer en un error que incluso podríais arrastrar durante varias semanas, haciendo que el rendimiento del curso baje notablemente.

Por otra parte, podéis conjugar el ocio con los estudios, pero dándoles la cantidad de horas necesarias a cada actividad. De esta forma, nuestor cuerpo no se verá perjudicado. Cada persona necesita su propio tiempo, por lo que tendréis que calcular las horas que debéis dedicarle a cada actividad.

Te puede interesar

Escribe un comentario