Hacienda te ayuda a calcular el tipo de retención

retenciones
Con los cambios que suelen haber siempre en la política y en las legislaciones a veces parece que se necesite una formación constante sobre estos temas para no quedarse atrás en la infomación, y sobre todo para no cometer errores en el tipo de retención que debas tener en cuenta cuando factures a tus clientes ya que eso podría ser motivo de sanción por parte de Hacienda hacia tu persona.

Hacienda ha publicado hace unos días el nuevo tipo de retención que afectará a autónomos y empresas, que aunque es en beneficio de las personas que trabajan por cuenta propia, aún queda bastante lejos de lo que los autónomos realmente necesitan para poder hacer frente a todos sus gastos. El nuevo tipo de retención es una buena medida pero para muchos puede que aún siga siendo un parche para la herida que supone todos los gastos de las personas que trabajan por cuenta propia mensualmente, empezando por ejemplo, por la cuota que deben pagar de autónomo. Pero este es otro tema. Ahora lo que importa es saber cómo calcular el tipo de retención y qué es esto exactamente, ¿cómo te afectará para tus próximas facturas?

En la web de la Agencia Tributaria publicó hace unos días una aplicación informática para todas aquellas empresas que quieran calcular las retenciones en las nóminas de sus empleados una vez que el Gobierno haya aprobado la nueva tarifa de IRPF. Además, esto no sólo influye a las empresas con personas contratadas, sino que también beneficia a todo trabajador autónomo que trabaje por cuenta propia.

retenciones

Además si te parece demasiado lioso también puedes contar con un simulador para calcular las nuevas retenciones en función del salario bruto dependiendo de la situación familiar de cada persona en particular.

Desde el gobierno se decidió bajar entre medio y un punto los tipos impositivos del impuesto. Las empresas tendrán que ser las encargadas de fijar el tipo de retención en las nóminas de sus trabajadores recalculando el porcentaje teniendo en cuenta que el gravamen mínimo pasó de 20% al 19’5% y el máximo bajó del 47% al 46%.

Algunas empresas se acogerán a esta medida a partir de este mismo mes de julio, y otras en cambio lo harán en agosto. Aunque también hay empresas que podrán acogerse a estas medidas a partir de septiembre, para preocuparse de esto una vez que hayan pasado las vacaciones y tengan a todos sus empleados de vuelta.

Además, el Gobierno también ha aprobado que el tipo de retención que aplican los autónomos de carácter general bajo del 21% al 15%, una medida que antes sólo se empleaba para aquellas personas que no cobraban 15.000 euros al año, ahora con esta reforma se pueden beneficiar todos los autónomos de esta medida.

En las rentas altas la rebaja será mucho más acusada por lo que en esta reforma se ve claramente que aquellas personas que tengan un nivel de ingresos más altos podrán tener una rebaja mucho más grande, ¿beneficia esta medida a todos por igual?

retenciones

Además, los autónomos que están ejerciendo en los tres primeros años de actividad en lugar de tener un tipo de retención del 9% lo podrán hacer al 7%.

El Gobierno asegura que de esta manera las familias podrán ir más desahogadas y que beneficiará el consumo para que crezca el PIB. Pero en mi humilde opinión, si realmente quieren que el consumo aumente, no sólo tendrán que tener en cuenta el porcentaje del IRPF, también deberían cambiar otras medidas urgentes.

Por ejemplo, podrían tener en cuenta que somos el país de la Unión Europea donde los autónomos más pagan en su mensualidad a la Seguridad Social, una cuota que nada tiene que ver con los ingresos. Es cierto, que están dando medidas para ayudar al trabajador que comienza con “la tarifa plana para autónomos”, donde la cuota los primeros meses dependiendo de algunas característica es bastante más inferior a la que se queda finalmente. Pero la realidad, es que lo justo para los autónomos es que se pague la mensualidad según los ingresos que se tengan mensualmente, porque no es justo que una persona que cobra 900 euros (sin descontar los impuestos), tenga que pagar lo mismo que alguien que cobra 9.000 euros.

¿Piensas que las medidas son adecuadas o que debe haber otros cambios en beneficio de las personas que trabajan por cuenta propia? ¿Debemos dar gracias o seguir luchando? Sin duda es una luz al final del túnel, pero se deben seguir luchando por medidas que sean reales para los trabajadores reales, ya sean autónomos o asalariados.

Te puede interesar

Escribe un comentario