¿Qué es eso de ser funcionario?

funcionario hospital

Ser funcionario es el sueño de muchas personas y es por eso que deciden empezar a estudiar una oposición. Las oposiciones no son un camino fácil, muchas personas abandonan por el grado de estrés e implicación que requieren. Si bien es cierto que todo el mundo conocemos a personas que aprobaron las oposiciones casi sin estudiar y hasta un poco de “suerte”, también todos conocemos esas personas que llevan años estudiando para la misma oposición y que no tienen esa suerte.

Las oposiciones no es algo que se consiga sin esfuerzo y tesón, si quieres ser un funcionario público tendrás que sacrificar (al menos por un tiempo) parte de tu vida social, familiar y también económica para poder prepararte de forma concienzuda las oposiciones para poder acceder al perfil de empleo público que te interesa. Suena fácil, pero la realidad es que no lo es. Aunque también debes saber que la mayor recompensa se consigue después de mucho sacrificio, aunque tendrás que valorar de forma personal si ser funcionario va con tu personalidad o no.

Hay personas que buscan un estilo de vida tradicional, donde no tengan que preocuparse mucho por las cosas y donde la tranquilidad y la comodidad sean las protagonistas de su vida (sobre todo económicamente). Pero también hay otras personas que prefieren tener una vida diferente, luchar de otro modo para conseguir sus sueños y que nada tiene que ver con ser funcionario, y esto también está muy bien. ¡Cada uno es libre de decidir lo que quiera para su futuro! Siempre y cuando la lucha y la constancia vayan acompañándoos.

funcionario

Pero, ¿qué es eso de ser funcionario? ¿Qué es lo que pasa cuando ya has aprobado todas las oposiciones y tienes los puntos y todo lo necesario para poder ser un funcionario sin más preocupaciones?

Digamos que el funcionario es un trabajador como cualquier otro pero con privilegios y no tiene un contrato laboral común como podrías tener en una empresa de supermercados.

Además el funcionario tiene una serie de ventajas que un trabajador contratado por una empresa privada no suele tener, por ejemplo:

  • Mayor seguridad y respaldo frente a las empresas privadas. El funcionario no tiene que temer por su empleo puesto que lo tiene de carácter permanente. Un funcionario puede trabajar en el mismo puesto de trabajo hasta que tenga la edad de jubilarse.
  • Tienen más beneficios laborales, que van desde horarios flexibles hasta más vacaciones, permisos, pagas extras, complementos económicos, excedencias… y más cosas que un trabajador normal o autónomo no puede ni soñar.
  • Sanidad privada.

funcionarios contentos

Pero ser funcionario público también puede tener su cara negativa, por lo que hablamos ahora de algunas desventajas:

  • Parece que ser funcionario es lo mejor del mundo, pero la realidad es que puede no ser tan bonito. Exige muchas formaciones y conflictos de competencias entre personal.
  • Si tienes problemas en tu trabajo con otro funcionario puede ser bastante tedioso ir a trabajar a tu puesto de trabajo “para toda la vida”. Cuando esto ocurre muchas personas tienen que coger bajas por depresiones.
  • Existen restricciones muy severas en cuanto a tener un segundo empleo o llevar a cabo algún tipo de emprendimiento privado que pueda entrar en conflicto con la actividad que desarrollas en tu puesto de trabajo como funcionario.
  • Acceder a un puesto de funcionario requiere mucho sacrificio, esfuerzo y fuera de voluntad algo que cuando pasa todo puede que no te haya servido de mucho, porque dependerá de tu escala de valores quizá un trabajo para toda la vida y un buen sueldo vaya con tu estilo de vida.
  • Para acceder  a un puesto de trabajo de funcionario tienes que demostrar en las oposiciones que eres la persona más capaz para el cargo, aunque los nervios del momento te pueden causar malas pasadas y aunque seas una persona totalmente apta (e incluso mejor que muchas otras) te quedes fuera por falta de oportunidades.

Para acceder al sistema de oposiciones tendrás que pasar una serie de pruebas y exámenes que tendrán que ver con el tipo de trabajo que sea en cuestión. Se valorarán los conocimientos y los méritos conseguidos en los años anteriores de cada uno de los candidatos.

Como ves ser funcionario tiene muchas ventajas, pero también se pueden encontrar desventajas y dependerá de tus valores personales que decidas ser un empleado público o no.

Te puede interesar

Categorías

Oposiciones

Oposiciones 2.0

Oposiciones 2.0 era una web dedicada en exclusiva al estudio de oposiciones. Actualmente está integrada dentro de la sección de Oposiciones de... Ver perfil ›

Escribe un comentario