6 razones por las que no todo el mundo quiere ser jefe

jefes y trabajadores

No todo el mundo quiere ser jefe y prefiere ser un trabajador que deba seguir órdenes. Es más fácil, no tienes que pensar tanto y cobras a final de mes igualmente. Pero hay personas que de forma casi natural sí quieren dirigir a otros y llevar el mando en una empresa, pero la distinción está clara: los jefes manejan las situaciones y los trabajadores obedecen órdenes. Pero ambos papeles son igual de importantes para que una empresa esté a flote.

Para poder ser un buen jefe hay que ser un buen trabajador. Pero en muchas ocasiones las personas pueden tener la oportunidad de convertirse en jefes de una empresa pero prefieren no asumir ese papel de líder. Si esto te ocurre no significa que seas una persona débil o que no seas capaz de conseguir buenos resultados como jefe, pueden haber otros factores que te hagan decidir no ser el jefe. A continuación te voy a hablar sobre algunas posibles razones que pueden hacer que no quieras ser el jefe o la jefa de tu empresa.

1. Responsabilidad

Ser jefe significa que se deben asumir responsabilidades al estar al mando de otras personas. Esto es un gran papel y se necesitan dotes de liderazgo y además, mucha calma. Si eres trabajador tendrás tus propias responsabilidades pero sin tener que estar pensando en las responsabilidades de los demás. Ser jefe significa tener la carga de responsabilidad de dirigir a otros y además, de estar constantemente al servicio de los demás.

jefes y trabajadores

2. Prefieren no arriesgar su reputación

En ocasiones no importa tanto el papel del liderazgo, sino lo que puede ocurrir en tu reputación. Ser jefe no es fácil. La recuperación de la confianza de las personas que has tenido a tu cargo si las cosas no salen bien puede ser bastante complicado, sobre todo si ha habido un fracaso difícil de recuperar. Sin embargo, puedes asumir el papel de trabajador y no tendrás que preocuparte por tu reputación porque estarás siguiendo las órdenes de otros.

3. No necesitas ideas innovadoras

Un líder es una persona innovadora y un jefe también debe serlo. Deben ser personas soñadoras y creativas para tener buenas ideas y que de este modo puedan hacer frente  a cualquier necesidad que presente la empresa. Un trabajador no es necesario que tenga ideas innovadoras ni tampoco creativas excepto que en su trabajo se requiera. Un trabajador puede ayudar a crear nuevas ideas, pero no serán su responsabilidad si salen bien o mal.

4. Es más cómodo

Un rasgo común de un jefe es que nunca está satisfecho y siempre estará buscando la manera de hacer las cosas mejor. Una persona que no es jefe y sí trabajadora asume un papel de seguidor de líder y puede estar cómodo según cómo estén las cosas. Es un papel más cómodo que no implica en tener que estar pensando o trabajando por las mejoras de la empresa, sólo por las propias. 

jefes y trabajadores

5. No hay tanta dedicación por la empresa

Cuando se es jefe se requiere gran compromiso y dedicación por la empresa por la que se lucha, el liderazgo es necesario también. Se requiere de gran conciencia para poder estar conectado con los clientes, las demás empresas, para saber que todo marcha bien, poder llevarse bien con otros trabajadores de la empresa, etc. Un jefe necesita tener el conocimiento de las necesidades de sus trabajadores, de su empresa e incluso de la competencia -para poder superarlos-. Un trabajador sólo necesitará saber cómo debe hacer su trabajo y hacerlo bien.

6. No tienes tanto peso en la empresa

Otro factor importante cuando se decide no ser jefe es que para poder serlo se necesita tener coraje y mucho peso en la empresa. Para ser jefe primero se necesita llevar ese sentimiento de liderazgo por dentro. Un líder/jefe vive y respira su papel las 24 horas del día, 7 días a la semana. Los trabajadores también tienen un papel importante dentro de todas las empresas, de hecho sin trabajadores, no puede haber una empresa, sólo que necesitan un jefe para poder tener organizado el trabajo.

¿Tú qué prefieres? ¿Ser jefe o trabajador? Ambos son personas muy importantes dentro de una empresa que no pueden existir el uno sin el otro. Es necesario que ambos papeles se complementen por el bien de la empresa.

Te puede interesar

Categorías

Consejos

Maria Jose Roldan

Maestra de educación especial, psicopedagoga y apasionada de la escritura y la comunicación. Fanática de la decoración y el buen gusto estoy... Ver perfil ›

Escribe un comentario