Termina el primer mes, y todavía seguimos adaptándonos

Libros

Hoy es 30 de septiembre, último día del mes, por lo que ya podemos hacer un pequeño resumen de lo que ha sucedido durante las pasadas semanas. Como sabéis, se ha comenzado un nuevo curso (un poco diferente al de otros años, debido a la ley) y muchos estudiantes todavía se están adaptando al panorama que hay. Algo completamente normal.

Debemos tener en cuenta que empezar un curso no significa que los estudiantes vayan a hacer todo a la primera, ni que tengan que tener todo preparado el primer día. No olvidéis que ni siquiera los profesores piden todos los materiales enseguida. Hay algunos que se limitan a solicitarlos cuando sean completamente necesarios.

Por otra parte, tenemos que mencionar que hasta, al menos, el final de octubre, todos los estudiantes no estarán asentados en sus correspondientes puestos. No hace falta que digamos que muchos de los docentes se verán obligados a improvisar en algunas ocasiones. Para que os hagáis una idea, las editoriales de los libros de texto no suelen quitar los mismos de las tiendas hasta final de año, lo que significa que hasta esas fechas habrá gente comprando los productos.

Si es vuestro caso (lo cual es bastante posible) os recomendamos que os toméis las cosas con tranquilidad. No tener todo el material o los libros de texto no significa que os vayan a echar de clase ni nada parecido. Recordad que estamos en un país con problemas económicos, por lo que es lógico que muchas familias tengan que retrasar las compras con el fin de poder comprar otro tipo de artículos más necesarios.

Te puede interesar

Escribe un comentario