6 características de buenos estudiantes

estudiantes sacando el máximo partido al estudio

No es fácil enseñar pero tampoco lo es aprender. Aprender cosas buenas te da la oportunidad de mejorar aspectos de tu vida, pero no todos los estudiantes lo tienen fácil. Hay estudiantes que poseen ciertas características que los hacen los alumnos ideales.

Estos estudiantes son naturalmente atractivos para los maestros, y es difícil no aceptarlos porque hacen su trabajo más fácil. ¿Crees que estas características son innatas? De eso nada, también se pueden aprender para que, si no te consideras un buen estudiante, lo puedas ser a partir de ahora.

Hacen preguntas

La mayoría de los profesores quieren que sus alumnos hagan preguntas cuando no entiendan las cosas porque es la única manera de entenderlo mejor. Si no se hace ninguna pregunta, entonces el maestro debe asumir que entendiste ese concepto. Los buenos estudiantes no tienen miedo de hacer preguntas porque saben que si no adquieren un concepto en particular, podría perjudicarlos más adelante cuando se amplíe esa habilidad. Hacer preguntas a menudo es beneficioso para la clase en general porque es probable que si tiene esa pregunta, hay otros estudiantes que tienen la misma pregunta… pero no se atreven a hacerla.

Trabajan duro

El estudiante perfecto no es necesariamente el estudiante más inteligente. Hay muchos estudiantes que han sido bendecidos con inteligencia natural pero que carecen de la autodisciplina para perfeccionar esa inteligencia. Los maestros quieren a los estudiantes que eligen trabajar duro sin importar cuál sea su nivel de inteligencia.

Los estudiantes que trabajan más duro serán los más exitosos en la vida. Trabajar arduamente en la escuela significa completar las tareas a tiempo, hacer el máximo esfuerzo en cada tarea, pedir ayuda cuando se necesite, dedicar tiempo a estudiar para los exámenes y pruebas, reconocer las debilidades y buscar maneras de mejorar.

Se involucran en lo que hacen

Participar en actividades extracurriculares puede ayudar a un estudiante a ganar  confianza , lo que puede mejorar el éxito académico. La mayoría de las escuelas ofrecen una gran cantidad de actividades extracurriculares en las que los estudiantes pueden participar. La mayoría de los buenos estudiantes se involucran en alguna actividad extra.

Estas actividades aportan tantas oportunidades de aprendizaje que un aula tradicional simplemente no puede. Estas actividades también dan oportunidades para asumir roles de liderazgo y, a menudo, enseñan a las personas a trabajar en equipo para lograr un objetivo común.

Tienen rasgos de líder

Los profesiones quieren a los buenos estudiantes que son líderes naturales dentro de su clase. Las clases enteras tienen sus propias personalidades únicas y, a menudo, las clases con buenos líderes son buenas clases. Del mismo modo, las clases que carecen de liderazgo entre compañeros pueden ser las más difíciles de manejar. Las habilidades de liderazgo son a menudo innatas. Hay quienes lo tienen y quienes no lo tienen.

También es una habilidad que se desarrolla con el tiempo entre los compañeros. Ser confiable es un componente clave de ser un líder. Si tus compañeros de clase no confían en ti, entonces no serás un líder. Si eres un líder los demás seguirán tus pasos.

Tienen motivación

La motivación viene de muchos lugares. Los mejores estudiantes son los que están motivados para tener éxito. Del mismo modo, los estudiantes que carecen de motivación son los que encuentran más dificultades para avanzar, a menudo tienen problemas y, finalmente, abandonan la escuela.

Los estudiantes que están motivados para aprender son fáciles de enseñar. Quieren estar en la escuela, quieren aprender y quieren tener éxito. La motivación significa diferentes cosas para diferentes personas. Hay muy pocas personas que no están motivadas por algo. Los buenos maestros y profesores descubrirán cómo motivar a la mayoría de los estudiantes de alguna manera, pero los estudiantes que se motivan a sí mismos tienen más probabilidades de tener éxito.

Solucionan problemas

A ninguna habilidad le falta más que la capacidad de resolver problemas. Los estudiantes que poseen verdaderas habilidades para resolver problemas son pocos y distantes entre sí en esta generación en gran parte debido a la accesibilidad que tienen a la información. Aquellos estudiantes que poseen verdaderas habilidades para resolver problemas son gemas raras que los maestros quieren en sus clases. Se pueden utilizar como un recurso para ayudar a desarrollar a otros estudiantes para que se conviertan en solucionadores de problemas también.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.