Cinco errores de estudio habituales que debes evitar

Cinco errores de estudio habituales que debes evitar

En la recta final de curso puedes hacer balance de tus hábitos de estudio para reflexionar sobre qué fortalezas quieres mantener en el siguiente curso y qué puntos débiles quieres corregir. Existen cinco errores de estudio que conviene evitar. En Formación y Estudios te contamos cuáles son.

Tener el móvil sobre la mesa

Este es uno de los errores más frecuentes en la era tecnológica. Si de verdad tienes disposición de aprovechar el tiempo de estudio, lo mejor que puedes hacer es apagar el teléfono móvil o dejarlo en una habitación diferente para evitar las interrupciones. Una interrupción sencilla es la de mirar la hora en el móvil. Utiliza mejor un reloj de pulsera para tener una mejor gestión del tiempo. Tampoco tengas el ordenador encendido si no lo necesitas por un motivo justificado.

Estudiar con amigos en la biblioteca

Ir en grupo a la biblioteca, tener amigos cerca, hace que tengas una mayor tendencia a la distracción. Especialmente, en momentos de pereza o desánimo. Si de verdad quieres fomentar la disciplina de ir a la biblioteca para estudiar, acude en solitario. Aprovecharás mucho mejor el tiempo. Y esto también mejora tu calidad de vida porque el tiempo que ganas, puedes invertirlo en tu ocio.

Igualmente, otro error habitual es elegir un lugar poco cómodo en la biblioteca. Por ejemplo, un escritorio situado cerca de la puerta de entrada. Lugar de distracción porque muchas personas entran y salen constantemente. Para coger un buen sitio en la biblioteca es recomendable que llegues puntual, así podrás elegir el lugar que más te gusta. Y esto también es muy importante cuando se trata de estar cómodo estudiando en un espacio de silencio.

Abarcar mucho en poco tiempo

La presión de estudiar en el último momento tiene una consecuencia lógica: querer abarcar mucho en poco tiempo. Es decir, tener una visión distorsionada del nivel de tiempo necesario para la comprensión de un tema. Querer abarcar mucho en poco tiempo hace que te sientas estresado mientras estudias, esto afecta a tu autoestima y reduce tu capacidad de concentración. El cuerpo no es una máquina.

Improvisar los horarios

Lo más recomendable es tener un horario de estudio establecido porque el hábito te da una rutina, por tanto, la seguridad propia de la zona de confort. ¿Cuál es el riesgo de improvisar los horarios? Que siempre tendrás algo mejor que hacer. Es decir, puedes tender a posponer el momento de la obligación. Y de este modo, arrastras las tareas constantemente para otro momento mejor.

Especialmente, si tienes la posibilidad, evitar estudiar durante la noche. Descansa y madruga a la mañana siguiente. Tu mente estará más despejada.

Desconfiar de ti mismo

Dudar de tus posibilidades de aprobar el examen te lleva a tirar la toalla antes de tiempo. Igualmente, confiarte en exceso puede producir el efecto contrario al deseado. Es decir, conviene valorar el esfuerzo y la constancia como elementos esenciales en el éxito académico. Más que el talento o la inteligencia, lo que de verdad determina el triunfo profesional es la fuerza de voluntad. La voluntad es la verdadera inteligencia.


Categorías

Consejos

Maite Nicuesa

Licenciada y Doctora en Filosofía. Experta en Coaching y PNL. Trabajo como redactora de medios digitales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *