Cinco ventajas de utilizar una agenda de papel

Cinco ventajas de utilizar una agenda de papel

El mes de septiembre viene marcado por la necesidad de plantear nuevos hábitos. Muchas personas se sienten más cómodas al estructurar su tiempo en torno a una agenda. En las tiendas de imprenta puedes encontrar una amplia variedad de diseños. Por esta razón, no te fijes únicamente en el formato exterior, sino también, en la estructura interior. ¿Cuáles son las ventajas de utilizar una agenda profesional?

Ordenar toda la información en un solo lugar

Esta es una de las principales razones para fomentar este hábito. Es decir, puedes organizar todos los datos de tareas, reuniones de trabajo, cursos de formación y gestiones varias en un único cuaderno. De este modo, puedes liberar tu mente de la presión de recordarlo absolutamente todo. Anota todo en tu agenda y revisa cada noche qué tienes que hacer al día siguiente para tener los datos en orden.

Estructurar tu tiempo

A pesar de que actualmente surgen nuevas aplicaciones tecnológicas que cumplen una buena función como gestores de tiempo, la realidad es que la agenda tradicional en soporte de papel continúa triunfando porque ofrece precisamente esta funcionalidad útil y cómoda.

Puedes llevar contigo la agenda laboral

Puedes llevarla contigo

Una de las ventajas de una agenda de papel es que puedes llevarla siempre contigo; allí donde vayas. Puedes meterla en el bolso. Y además, este tipo de soporte no es vulnerable de sufrir los efectos negativos de los fallos tecnológicos, por ejemplo. Una de las ventajas de la agenda en papel es precisamente que rinde elogio al poder de lo sencillo.

Una agenda totalmente personal

Una agenda en papel está escrita a mano. Es decir, tú anotas con tu puño y letra cualquier observación interesante. Por ejemplo, puedes anotar tus abreviaturas. Todo esto hace que tu agenda sea realmente tuya. Y, además, será un bonito recuerdo en el futuro puesto que cuando vuelvas a leerla con posterioridad, no podrás evitar recordar momentos especiales de tu vida laboral. Como si se tratarse de un diario personal.

Un hábito muy arraigado

Además, es muy posible que tengas el hábito de utilizar una agenda de papel desde que recuerdas. Ya que muchos escolares también utilizan un formato de este tipo en la edad académica. Por esta razón, si tienes este hábito te sentirás más cómodo con una agenda de papel.

Además, este formato también es rápido y eficaz en cuanto a gestión del tiempo se refiere. Ya que no necesitas encender ningún dispositivo electrónico para revisar tus compromisos. Puedes tener tu agenda abierta cuando estás trabajando delante del ordenador.

La bloguera Belén Canalejo, autora del canal de YouTube “B a la Moda”, reflexiona en esta vuelta a la rutina sobre cómo gestionar el tiempo. Y ha dedicado un vídeo especial a comentar las bondades de la agenda en papel así como aporta las claves para elegir el diseño preferido en función de las propias circunstancias personales. Es decir, para elegir cuál es el formato que más te conviene, tienes que conocer tus necesidades.


Categorías

Consejos

Maite Nicuesa

Licenciada y Doctora en Filosofía. Experta en Coaching y PNL. Trabajo como redactora de medios digitales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *