Cómo construir y mantener una buena red profesional

conexión entre personas en red profesional

Construir una red profesional es una de las cosas más importantes que puedes hacer para avanzar en tu formación y carrera. Muchas personas no saben cómo hacerlo, pero crear una red no es tan complicado como parece.

Incluso si acabas de comenzar en tu mundo de formación o laboral, ya estás metido/a en una red. El siguiente paso es aprender a expandirlo, mantenerlo y usarlo de manera efectiva.

La red profesional

Una red profesional es un grupo de personas que conectan entre sí por motivos profesionales o relacionados con la formación o empresa. Los miembros, a los que se les llama contactos o conexiones, pueden compartir información que puede incluir, pero no se limita a, oportunidades de empleo o de formación.

También pueden ayudarse mutuamente a resolver problemas relacionados con el trabajo, recomendar proveedores, y proporcionar información sobre posibles empleadores, empleados y clientes.

Networking y avance profesional

Si bien una red profesional puede ayudarte a encontrar clientes potenciales cuando estás buscando trabajo, hay muchas otras formas con las que puedes avanzar en tu carrera. A continuación descubrirás algunos ejemplos.

Aprender acerca de una carrera

Cuando alguien escoge una carrera es importante recopilar información sobre las ocupaciones que está considerando. Si bien hay recursos para explorar tus opciones, una de las mejores maneras de aprender sobre una carrera es realizar una entrevista informativa con alguien que está trabajando actualmente en ella. Puedes buscar ayuda en tu red para que las personas se entrevisten.

conectar entre personas profesionalmente

Encontrar posibles candidatos de trabajo

Si eres el responsable de contratación de una empresa, tus contactos pueden ayudarte a ponerse en contacto con posibles candidatos de trabajo. También puedes obtener información sobre las solicitudes que no llegaron a través de tu red.

Asesoramiento sobre un proyecto

¿Te preocupa abordar un proyecto de trabajo con el que no tienes experiencia? Un miembro de tu red que haya realizado uno similar puede ofrecerte consejos o ponerse en contacto con alguien que pueda hacerlo. Una nota de precaución: no compartas información confidencial, ¡porque te la podrán robar!

Conocer nuevos clientes

¿Necesitas conocer a un posible cliente? Es posible que uno de sus contactos pueda ayudarte, pero nuevamente, ten cuidado al compartir información confidencial fuera de tu organización.

¿Quién debe estar en tu red profesional?

Tu red profesional puede estar formada por casi cualquier persona que hayas conocido, siempre y cuando él o ella sea de buen carácter. La culpa por asociación es algo real, así que evita que su reputación se vea empañada por las acciones de otra persona. Cada uno de tus contactos puede conducir a nuevos. Aquí hay algunas sugerencias:

  • Compañeros actuales y antiguos. Conecta con las personas con las que trabaja actualmente y con las que ha trabajado en el pasado.
  • Compañeros miembros de asociaciones profesionales. Asiste a conferencias y preséntate a otros asistentes. Lleva tarjetas de visita con tu información de contacto que no sea de trabajo. Sé un miembro activo, por ejemplo, formando parte de un comité.
  • Amigos y familiares. Mantén informados a tus familiares y amigos sobre tus objetivos profesionales. Nunca sabes quién podrá ayudarte.
  • Ex profesores e instructores. La facultad de tu colegio o universidad, especialmente aquellos que enseñaron en tu especialidad, deben ser parte de su red profesional.
  • Antiguos compañeros de clase. Consulta el directorio de exalumnos de tu colegio o universidad para posibles conexiones.

Mantén la red en activo

No dejes tu red profesional parada… si no lo atiendes morirá. Lo último que quieres es ponerte en contacto con alguien que no te recuerde o perderte una gran oportunidad de empleo o formación soplo porque tu contacto, que conoce esa oportunidad, no ha pensado en ti.

Haz planes para reunirte con tus contactos, como ex compañeros de trabajo. Mantener esta vida social es importante no para tu mejora personal, sino para tu mejora profesional. Ponte en contacto unas cuantas veces al año. Las vacaciones son el momento perfecto para enviar una tarjeta o correo electrónico. También puedes comunicarte cuando realices un cambio, como comenzar un nuevo trabajo o obtener una promoción.

Deja la timidez a un lado

No permitas que la timidez te limite… porque si dejas que la timidez te venza estarás corriendo el peligro de perderte los beneficios de las redes profesionales. Para muchas personas, no es fácil llegar a otros. Afortunadamente, recursos como LinkedIn y Facebook te dan la oportunidad de hacer conexiones sin tener que descolgar el teléfono o asistir a un evento de redes. Estas herramientas son indispensables para todos, pero son particularmente útiles para personas tímidas o incluso no muy sociables. Si eres tímido, también es útil buscar situaciones en las que te sientas más cómodo y aprovechar esas oportunidades para formar relaciones.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.