Cómo empoderar a las mujeres cada día, ¡todos tenemos sitio para el éxito!

Desgraciadamente a día de hoy, hay zonas en el mundo donde la formación, los estudios o el éxito no están pensados para las mujeres y ellas, deben luchar para poder acceder y destacar. En realidad, empoderar a las mujeres significa empoderar a la sociedad… Son cada vez más personas las que se dan cuenta de esto, pero, en la vida diaria parece que la práctica para empoderar a las mujeres, queda en el limbo.

No se trata de hacer cosas solo para mujeres, si no de involucrar el verdadero sentido de la autoestima en las mujeres en toda la sociedad para que sean capaces de prosperar. La sociedad somos la encargada de poder empoderar a las mujeres, tanto si eres hombre como si eres mujer. Cada uno de nosotros somos los responsables de que las mujeres tengan éxito en su formación, en sus estudios y en cualquier ámbito de la vida donde ELLAS quieran destacar.

Piensa lo que dices

El aprender a cuidar las palabras es todo un beneficio para las personas. El lenguaje, las palabras… es una herramienta poderosa. Las palabras imponen sentimientos, crudeza o acarician el alma. Tú eliges cómo utilizarlas. No te dirijas nunca a las mujeres con términos despectivos (ni de broma…) y corrige a otras personas que lo hacen. La sociedad se acostumbró en el pasado a desprestigiar a la mujer solo por el mero hecho de serlo, ya va siendo hora de acabar con esta lacra social.

Las palabras de este tipo solo refuerzan el estereotipo de que las mujeres son débiles o que no tienen el poder o el mando de sus propias vidas. Es necesario que la sociedad piense de forma diferente sobre los individuos y una forma sencilla de comenzar a hacerlo es usando un lenguaje que no permita que la mujer parezca ‘menos que’ un hombre.

Felicita a las mujeres que están cerca de ti

Para que una mujer tenga a las mujeres empoderadas es necesario comenzar desde el círculo más cercano a ti. Felicita a las mujeres de tu alrededor por los logros que realizan y crea una estructura de apoyo positiva que les ayuden a tener más confianza, y a alcanzar el máximo potencial.

Haz lo mismo con las mujeres que vayas conociendo, desde la dependienta de una tienda, hasta la limpiadora de la oficina donde trabajas. Cuanto más segura esté una mujer de sí misma, más capaz será de establecerse y conseguir nuevos desafíos, porque no se sentirá débil o fracasada si no tiene éxito.

Sé un ejemplo a seguir

Si quieres formar parte del empoderamiento en las mujeres, deberás ser el cambio que quieres ver en el mundo. Empodera tu propia vida. Sé fuerte y confía en tus decisiones, tienes que verte como una persona poderosa que es capaz de cualquier cosa que te propongas. Esto le dará un bien ejemplo a las mujeres que te rodean y sabrán que ellas también son capaces de hacer lo mismo.

Si trabajas con más mujeres, esto también es positivo porque se darán cuenta de que ellas también son válidas para cualquier puesto o función. También puede ser el mentor o la mentora de otra mujer que sea más joven o que le falte confianza en sí misma dentro de la empresa en que trabajas, así será capaz de sacar todo su potencial. Al conectarla con oportunidades de trabajo potenciales, el capacitarla para mejorar sus habilidades le ayudará a mejorar en su trayectoria profesional.

Puedes hablar más alto, pero no más claro

Es necesario que tanto las mujeres como los hombres sean capaces de hablar claro pero sin necesidad de hablar alto. Es necesario tener coraje en las convicciones. Si eres testigo de que una mujer está siendo discriminada o que alguien le habla mal o no la respeta, ¡dilo! No tienes que hacerlo de forma agresiva, pero solo el hecho de saber que no estás de acuerdo con lo que otro dice o hace tendrá un gran impacto en quienes te rodean y sobre todo, la víctima.

Si estás en una mesa de reuniones y los hombres no permiten hablar a las mujeres, es momento de dar voz a las mujeres porque ellas también deben y piden opinar sobre cualquier asunto. Las mujeres son capaces de defenderse a sí misma y cualquier otro tema. Ellas solas se dan las oportunidades que necesitan, pero la sociedad debe cambiar esa mentalidad retrógrada que aún guarda en algunos aspectos.

La generación más joven será la que cambie el mundo

Cuanto más joven eres, más fácil es aprender nuevas creencias y adoptar nuevas formas de pensar. Con todas las niñas que hay en tu vida, ya sea tu sobrina, nieta o hija, enséñales que pueden lograr lo que quieran y que las únicas barreras que tienen en la vida son sus propias creencias limitantes.

Las formas prácticas de hacer esto pueden ser comprarles libros con personajes femeninos fuertes o elegirles juguetes que vayan en contra de los estereotipos obsoletos de niños y niñas, como conjuntos de herramientas para niñas pequeñas o kits de ciencia e ingeniería para niñas mayores.


Categorías

Recursos y formación

Maestra de educación especial, psicopedagoga y apasionada de la escritura y la comunicación. Fanática de la decoración y el buen gusto estoy siempre en un aprendizaje continuo... haciendo de mi pasión y mis aficiones, mi trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.